BLOGS

Malta. De la evocación a la decepción

23/11/2012 08:41 CET | Actualizado 22/01/2013 11:12 CET

El origen de la palabra Malta es incierto. Parece que proviene del griego meli, miel, y que llamaron a la isla Melite por la calidad de la miel producida por las abejas del archipiélago. Otra etimología es la palabra fenicia Maleth, que significa refugio, debido a la gran cantidad de bahías y de ensenadas en el litoral de la isla.

A este dato, únase otro: el Emperador Carlos I de España dejó las islas en arriendo a los Caballeros Hospitalarios, conocidos ahora como la Orden de Malta, con la condición de la entrega de un halcón como pago de la renta anual.

Y súmese también que el detective privado Sam Spade estaba sentado en su oficina, mirando la ciudad de San Francisco por la ventana, cuando irrumpió una misteriosa dama, la señorita Ruth Wonderly que quería investigar el paradero de su hermana, quien supuestamente había huido de casa con un vividor de origen británico. Sumamos.

Y recordamos que la Valeta es la capital de Malta, reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Aderecemos todo esto con el sabor de la malta, la malta que se popularizó en España durante el largo despertar de la posguerra. Malta y achicoria, achicoria y malta como engañabobos: el café de aquella España en blanco y negro tan alejada de Malta, de La Valeta o San Francisco.

Veréis que mis evocaciones de Malta se apoyan en impresiones y recuerdos de mi infancia y primera juventud, en fabulaciones y leyendas elaboradas y sustentadas al tuntún en películas y novelas, incluso en la historia, en cierta historia peliculera que me sedujo. Todo revuelto, todo esto era Malta en el recuerdo de mi corazón y en la evocación de mi cabeza, pasando por el estómago, por el sabor de tantas maltas bebidas en mi infancia en blanco y negro. La malta, Malta, los caballeros de la Orden de Malta, El Halcón maltes, La Valeta....

El viaje romántico que sin movernos hacíamos en nuestra adolescencia a una isla ilocalizada en algún lugar del Mediterráneo y que tenía por fuerza que ser muy hermosa para llamarse su capital de forma tan hermosa, la Valeta. Malta.

Ahora Malta me ha reventado en la cabeza y en el corazón, porque al decir Malta solo puedo evocar a Tonio Borg, que con ese nombre de pescado y apellido de tenista va a ser, ay, el próximo comisario de Salud de la Union Europea, porque el Parlamento Europeo le ha votado.

Tonio Borg está en contra de la igualdad, de la igualdad de lesbianas, gais y bisexuales, está en contra de cualquier legislación para este tipo de parejas, oponiéndose a numerosas directivas europeas. Desde la FELGTB, Federación de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales, sostenemos que quien está en contra de la igualdad LGTB no puede legislar en materias como el VIH/Sida, que tiene, desgraciadamente, un gran impacto en un colectivo para el que es vital eliminar los prejuicios y estigmas. Claramente, Borg no es la persona adecuada.

Tonio Borg compara el aborto con la pedofilia y está en contra del aborto y en contra del divorcio. La Federación considera que una persona que compara el aborto con la pedofilia y que está en contra de este derecho, así como del divorcio, no es el más indicado para poder llevar las competencias de salud sexual y reproductiva de las mujeres europeas. Hay mucha labor por hacer en referencia a la salud sexual de las mujeres. Borg, persona manifiestamente machista, es la peor opción para liderar la iniciativa legislativa a nivel europeo.

¿Cómo ha podido ser avalado por el Parlamento Europeo un político como Tonio Borg que va en contra de principios básicos de la Unión Europea como la igualdad de género y la no discriminación por orientación sexual e identidad de género?

¿Cómo ha podido un señor con nombre de pez y apellido de tenista echar por tierra mis recuerdos, mis ensoñaciones, mis fabulaciones sobre Malta, mis añoranzas más caseras con sabor a malta caliente sobre Malta? ¿Por qué no es posible que los sueños hermosos y los recuerdos se asienten y se apoyen sobre realidades justas que hagan posible un futuro que sea, también, justo e igualitario?

Malta ya no es la dulce Malta ni el Malta refugio para demasiadas personas. La intransigencia, el machismo y la homofobia han barrido, de un zarpazo, la poesía de Malta.

---------

* El pasado 21 de noviembre por 386 votos a favor y 281 votos en contra*, se ha votado el nombramiento del exministro de Justicia de Malta Tonio Borg, con un currículum político que pone en cuestión su capacidad para ser ecuánime en el trato a los derechos de las mujeres y las personas LGTB.

Desde la FELGTB, tras un intensivo estudio del perfil político de Borg, en colaboración con ILGA Europe, se instó a todos los partidos españoles con presencia en el Parlamento Europeo a votar contra el nombramiento, habiéndose recibido respuesta de PSOE, BNG, ICV, PSC, UPyD e IU con su compromiso de votar en contra. El Partido Popular, CDC y UDC no respondieron. Parece que la mayoría de la que goza el Partido Popular europeo ha conseguido imponer el aval al nombramiento del candidato, demostrando nuevamente que los derechos de las mujeres y de las minorías sexuales son, para él, fácil objeto de cambio en las negociaciones políticas.

Tonio Borg, en las redes sociales

OFRECIDO POR NISSAN