BLOGS

El uniforme de la enfermera

27/12/2017 07:28 CET | Actualizado 27/12/2017 07:28 CET
Getty Images

¿Qué diferencia hay entre el uniforme de la enfermera y del médico? Respuesta fácil y corta: ninguna. Entonces, ¿por qué los fabricantes de disfraces se empeñan en lo imposible?

Llega Navidad y con ello los catálogos de juguetes. Como madre que soy, cogí el catálogo de unos grandes centros comerciales para echar un vistazo a la inmensa oferta de juguetes que hay en estos momentos y cuál fue mi sorpresa al llegar al apartado de disfraces. Junto con disfraces de princesas Disney, animales y profesiones varias como bombero, policía o astronauta, me encuentro con el disfraz de enfermera con delantal, cofia y capa. Junto a este, hay otro de un niño con uniforme completo de chaqueta y pantalón, fonendoscopio y bata, viniendo a expresar que son médicos.

Si en el mundo real médicos y enfermeros van con la misma indumentaria, ¿por qué se nos sigue asociando de forma sexista a la cofia, el vestido y la capa?

He de confesar que no fui yo la primera en verlo, ni a la que le llamó la atención, fue algunos de mi familiares los que vieron antes la foto y me dijeron de formar jocosa: "Mira, otra vez el disfraz de la enfermera con cofia, vestido y capa". Exacto otra vez, una vez más seguimos igual, seguimos vendiendo un disfraz que dista mucho de la realidad, que no representa a la enfermera y que es sexista. ¿Los niños no se pueden disfrazar de enfermeros? ¿O es que la enfermera va en vestido y el enfermero en pantalón? Porque en la vida real van los dos igualmente vestidos, con chaqueta y pantalón.

Lo más triste de todo esto es que lo ven los niños y siguen asociando enfermera con esta imagen y así pasa como con el Christmas ganador de mi hospital, donde una niña dibuja a la enfermera con vestido y cofia. Dudo mucho que las enfermeras que le atienden vayan así, pero si los niños ven esta imagen en dibujos, disfraces y juguetes, inevitablemente seguirán viéndonos así.

Algunas personas ajenas a nuestro medio podrán pensar que son cosas menores o nos culparán de tener las enfermeras/os "la piel muy fina" y de que nos alarmamos con cualquier cosa. Pero claro, si dejamos pasar todo esto, si lo consentimos, ocurre que luego emiten un programa en la noche de Nochebuena en la televisión pública, en horario de máxima audiencia, y no se les ocurre otra cosa que sacar a una mujer con minifalda, o minivestido mas bien, haciendo de enfermera, un espectáculo que pudo ver público de toda las edades.

¿Qué imagen estamos dando, ya no solo de la mujer que se dedica al mundo sanitario, sino de la enfermería? ¿Seguimos anclados en la época de Pajares y Esteso?

Las enfermeras y enfermeros de hoy en día llevan el mismo uniforme de trabajo que los médicos, van con chaqueta y pantalón, van con bata, van con fonendoscopio, van con mascarilla y con gorro, van de verde, de blanco, de azul.... Lo que nunca llevan es cofia, falda/vestido y capa. No hay diferencia en nuestra indumentaria

Sería interesante que nuestros representantes profesionales invirtiesen las cuotas que tan religiosamente pagamos, en trabajar por la visibilidad real de la enfermería

¿Por qué se empeñan en buscar las diferencias que no existen? ¿Sólo se pueden disfrazar de enfermeras las niñas? Es tan sencillo como que en el disfraz con uniforme completo que acompaña a la enfermera con capa, pongan en la solapa de la camisa enfermera/o y medico/a , de esta manera los niños podrán elegir cual quieren y será un disfraz acorde con la realidad, para conseguir así que el disfraz de la enfermera con capa y cofia desaparezca.

Sería interesante que nuestros representantes profesionales invirtiesen las cuotas que tan religiosamente pagamos, en trabajar por la visibilidad real de la enfermería. Porque si la enfermería ha evolucionado y ha ido adquiriendo competencias y capacidades pero la sociedad no lo sabe y nos sigue asociando con la falda, cofia y ligado todo al sexo femenino, a ser dóciles y seguir instrucciones, es porque falta mucho, pero mucho por hacer por darnos visibilidad.

Las enfermeras/os en nuestros puestos de trabajo, en nuestro día a día, luchamos por esa visibilidad, reivindicamos acabar con los clichés que nos persiguen y parecen perpetuarse. Pero esta lucha se queda en nada si los que nos representan no actúan. Va siendo hora, no podemos consentir que las nuevas generaciones sigan viendo una imagen sexista y desvirtualizada de la enfermería. Acabemos con esto ya por favor, actúen.

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blogs