BLOGS

Diario de un minero asturiano en marcha hacia Madrid

02/07/2012 12:53 CEST | Actualizado 01/09/2012 11:12 CEST

Este fin de semana hemos tenido dos de las etapas más duras de la marcha, de casi 30 y 40 km respectivamente. El sábado día 30 de junio salimos de Benavente a Villalpando, la primera etapa por autovía. Con los chalecos reflectantes y colocados en dos filas paralelas, solo pudimos parar en las áreas de servicio a tomar agua, comer fruta o frutos secos. Fue una etapa de las más largas, entre el sábado y el domingo hicimos 70 km.

Llevamos aproximadamente unos 230 km, ya vamos por la mitad del camino, hacemos una media de 22 km al día.

Personalmente me encuentro bastante bien, ya que el apoyo que recibimos en cada pueblo al llegar es algo espectacular que no se puede contar con palabras, aunque he de reconocer que se echa mucho de menos a la familia. Empezamos a estar un poco cansados pero somos una piña y unos tiramos por otros, con el mismo objetivo de llegar a Madrid.

Los pequeños problemas de salud que tenemos con más frecuencia son heridas en los pies. Cuando un compañero abandona la marcha viene otro a sustituirlo.

2012-07-02-Diego.jpg

Cuando acabamos la etapa diaria intentamos relajarnos y descansar. Nos acompaña la Cruz Roja que nos da algún masaje en las piernas.

Incluso en alguna ciudad nos facilitan ir a la piscina, concretamente en Cimanes de la Vega nos tenían preparada la piscina únicamente para nosotros.

Hemos dormido en lugares muy diversos, desde polideportivos, una carpa que nos instalaron en un camping, escuelas municipales...

Gracias a los sindicatos de los trabajadores, comerciantes y a diversos Ayuntamientos, nos facilitan las comidas diarias, aunque siempre excepciones: el alcalde de León no quiso colaborar; en cambio fueron los concejales quienes colaboraron con dinero de sus bolsillos.

Las visitas se pueden hacer en cualquier momento una vez finalizada la etapa, incluso hay compañeros y amigos que van algún día a hacer alguna etapa y así acompañarnos.

A día de hoy solo se pide al ministro que se cumpla el plan de la minería que está escrito hasta este 2012 en el cual hay un recorte del 10%, PERO AHORA EL MINISTRO SORIA APLICA UN 63% EN VEZ DE ESE 10% QUE ESTÁ FIRMADO. Con ese recorte la minería no sobrevive a este año, por lo tanto cómo vamos a hablar del plan del carbón del 2013 al 2018, si no llegaríamos a tener las minas abiertas. Dentro de ese recorte que quiere hacer del 63% hay apartados como es el de seguridad minera, que es algo muy importante para un trabajo como el nuestro, en el que el año pasado se invirtieron 12 millones de euros y este año hay 0 euros. Increíble eh, pero es así tal cual.

Nota del editor: Este post ha sido redactado y enviado por Jara Fernández Rodríguez, mujer de Diego González Pérez, que transcribe lo que su marido le cuenta a diario desde la marcha minera.