BLOGS

Las claves de la semana: El PSOE o cómo ganar terreno al mar

13/01/2017 22:03 CET | Actualizado 13/01/2017 22:03 CET

2017-01-13-1484316175-7605642-6361912591567012021.jpg

Foto: EFE

En apariencia, nada se mueve. En realidad, todo está en ebullición. Porque la tensión sigue y la desconfianza cada día es mayor. Pero, como Holanda, el PSOE va ganando terreno al mar. No hay entusiasmo, no hay ilusión, pero se trata de lograr durabilidad. Han pasado 100 días ya desde la gran tormenta que desbordó aquél 1 de octubre las procelosas aguas del socialismo, y los efectos del fuerte oleaje siguen ahí pese a los diques de contención.

La gestora ha convocado para esta mañana un nuevo Comité Federal, y en la memoria perdura el vendaval que alcanzó las entrañas del socialismo aquél 1 de octubre de infausto recuerdo. El viento parece haber amainado desde entonces, pero no es así. Desde kilómetros de distancia se escucha un resoplido, que no cejará hasta el congreso federal. Al menos ya hay fecha. Hoy la anunciará la dirección interina. Tercer fin de semana de junio. Antes, a mitad de mayo, los militantes votarán en primarias al próximo secretario general.

Un acuerdo orgánico en torno a Díaz

2017-01-13-1484316903-1543275-636197417739594946.jpg

Foto: EFE

De los candidatos que se presenten, y no de la formulación del acuerdo orgánico en torno a una aspirante -como algunos quisieran para Susana Díaz-, dependerá si este cónclave por fin será o no el de la unidad socialista. De ahí la expectación ante la intervención que este sábado hilvane un Patxi López dispuesto a competir "por responsabilidad" para ser secretario general del PSOE.

Y es que no es lo mismo que la presidenta de Andalucía se mida con el ex lehendakari a que lo haga con Pedro Sánchez. El ex secretario general, sostienen en el sector oficialista, "quiere venganza" y López, que la solución a los problemas orgánicos del PSOE se resuelva con una votación y que, después de ésta, todo el partido la asuma y reme en la misma dirección que el ganador. Más claro: gane o no, el que fuera presidente del Congreso garantiza sensatez al día siguiente de la votación.

La táctica dilatoria de Díaz desgasta a Sánchez y sume en la apatía y la resignación al partido.

El ex lehendkari se aparta de la refriega orgánica

2017-01-13-1484317260-2315166-Capturadepantalla20170113alas15.20.12.jpg

Mientras que la candidatura de Susana Díaz se da por descontada y la de Pedro Sánchez cada vez está más en duda como consecuencia del goteo de deserciones en el pedrismo, sobre la de López, poco y muy pocos saben. El ex presidente del Congreso lleva meses silente y apartado de la refriega orgánica. Ni llama ni contesta llamadas. Salvo con el extremeño Guillermo Fernández Vara, a quien le une una profunda amistad desde hace años, no habla con ninguno de los barones alineados con la oficialidad. Y con los críticos, tampoco. Ya está ahí Rodolfo Ares para tomarle la temperatura de las federaciones y de los cuadros del partido.

No parece que este sábado el vizcaíno vaya a despejar de forma oficial la incógnita, sino más bien en torno a marzo, cuando el congreso sea oficialmente convocado por otro Comité Federal. Y esto es precisamente lo que ha obligado a cambiar de nuevo los tiempos de Susana Díaz, quien en principio pensaba anunciar su candidatura este mismo enero.

La estrategia de dilación de la de Triana, que lleva meses esquivando la respuesta sobre si competirá o no por la secretaría general, ha sumido al partido en una profunda apatía y resignación. Un estado de ánimo que, sin embargo, en el "susanismo" más militante creen beneficioso para ir ganando terreno frente a un Sánchez que parece tener ya más pasado que futuro dentro del PSOE.

Hay incluso quien dice que, consciente de sus escasas posibilidades de volver a tomar las riendas del partido, el ex secretario general anda más preocupado en buscar una salida laboral fuera del partido que de escuchar los cantos de sirena de un puñado de fieles que aún le anima a intentar la reconquista.

La clave está en el PSC

De todo esto, y del PSC, claro, se ha hablado esta semana que acaba. No se olviden que una de las claves de estas primarias está en el socialismo catalán y en si sus militantes, muy alejados del proyecto político de Susana Díaz, podrán o no votar al próximo secretario general. Y esta es una decisión que, en la medida en que puede ajustar el marcador, aún está por tomar. No sería lo mismo que Susana Díaz ganara con un 55 por ciento de apoyo a que lo hiciera con un 80.

Trillo, sin perdón, ni dimisión

2017-01-13-1484317378-1655721-636198500028004369.jpg

Foto: EFE

No, claro que no es lo mismo. Igual que no es lo mismo dimitir que relevar, que es lo que el Gobierno ha hecho con Federico Trillo en la embajada de Londres. Con la misma soberbia que le ha acompañado durante sus tres décadas de vida pública, el ex ministro de Defensa anunció su marcha sin mencionar el Yak-42, sin asumir responsabilidad alguna en aquella tragedia y, por supuesto, sin pedir perdón a las familias de los 62 militares fallecidos.

Los socialistas llegan al Comité Federal expectantes ante la intervención de un Patxi López dispuesto a competir.

Su vergonzante salida como embajador no restará un gramo de grandeza a lo que es ya una victoria moral de las familias ni al trato que Dolores de Cospedal les dio esta semana en la sede del ministerio del que Trillo les echó a patadas, después de recomendarles que se fueran al psquiatra.

Cospedal gana puntos

2017-01-13-1484317997-8842653-6361955205264871121.jpg

Foto: EFE

La secretaria general del PP no sólo ha hecho suyas las conclusiones del demoledor informe del Consejo de Estado, sino que ha dejado en evidencia la actitud cómplice de algunos de sus compañeros de partido. Vuelve a dar muestras de que no está dispuesta a aguantar palos de velas ajenas, como ya dijo e hizo con el caso Bárcenas.

Si alguien pretendía, como se ha especulado estos días tras la filtración del informe del Consejo de Estado, ponerle palos en las ruedas de la reelección como secretaria general, la jugada no ha salido como pretendía, porque la número dos de Rajoy en la calle Génova ha demostrado tener más tacto, consideración y respeto por las familias de las víctimas del que han tenido todos sus compañeros en los últimos 14 años.

Gallardón vuelve a sus orígenes

2017-01-13-1484318160-7243465-636198237925167032.jpg

Todo la misma semana que la enésima reaparición de Aznar, ésta ya desprendido la presidencia de la honor y para presentar la nueva FAES, a la que se ha sumado Alberto Ruiz Gallardón, el ex progre del PP que nunca fue tal, pese a los denodados esfuerzos tipográficos de quienes así querían presentarlo. Al final, uno vuelve siempre a sus orígenes, y los del ex ministro de Justicia nunca fueron los de la derecha moderada.