Huffpost Spain
Fabio Gándara Headshot

¡Decide!

Publicado: Actualizado:
Print Article

2013-05-19-javi.jpgDos años después de las manifestaciones ciudadanas del 15-M las ideas que este movimiento inspiró están más fuertes que nunca: hasta un 78% de los ciudadanos opina que el 15-M tiene razón en sus propuestas para regenerar un sistema político y económico en plena decadencia. Sin embargo, la voz de la calle también es crítica: muchas personas siguen achacando a este movimiento ciudadano una falta de objetivos y estrategias claras, y le exigen, como si de un sujeto político al uso se tratase, que tome de una vez iniciativas contundentes para cambiar ya el rostro de un país con síntomas claros de podredumbre generalizada. ¿Es posible que del 15-M, como muchos reclaman, surja un ideario político claro y un plan de acción inmediato? No lo creo: el 15-M, como espíritu heterogéneo que es, difícilmente podrá funcionar con una sola voz y un solo recorrido. Pero iniciativas como Ahora Tú Decides, nacidas al calor de sus valores, quieren dar un paso más y poner sobre la mesa un proceso de decisión abierto a la ciudadanía para que entre todos decidamos hacia dónde queremos ir como sociedad y cómo queremos hacerlo.

El 15-M, al contrario de lo que muchos piensan, no es una entidad única capaz de tener una sola voz propia. Por eso, cuando los periodistas -o incluso los propios activistas- hablan de que "el 15-M convoca esta manifestación" o de que "el 15-M no aprueba esta acción" están incurriendo en una simplificación que no hace justicia la realidad de este movimiento. El 15-M es en realidad un magma en continua mutación y sin una estructura o parámetros definidos, formado por una multitud de personas, plataformas ciudadanas, mareas, cooperativas y asambleas que comparten unos determinados valores (apertura, democracia participativa y directa, trabajo en red, justicia económica y social...). En esta peculiar configuración radica gran parte de la fortaleza del 15-M: al no tener una estructura u organización específica, nada puede matarlo: es una ola de cambio que poco a poco va prendiendo en las mentes de los ciudadanos y se va infiltrando en todas las esferas de nuestra realidad sin que nadie ni nada pueda pararla. Pero supone también una debilidad: a pesar de que es muy efectiva para servir como vivero de multitud de iniciativas y de impulsor de la repolitización ciudadana y del fomento del pensamiento crítico, adolece de falta de concreción de soluciones sistemáticas para la actual situación que puedan ser compartidas y defendidas por la mayoría de la población en un proceso convergente de cambio social.

He aquí la misión de Ahora Tú Decides, una plataforma ciudadana formada por ciudadanos que han participado del espíritu del 15-M y que ahora se han unido para trabajar en una gran votación colectiva con el fin de decidir entre todos qué sociedad queremos y cómo podemos llegar hasta ella. Así, el pasado 8 de mayo en la web del proyecto se publicó un extenso cuestionario que permanecerá accesible a todos hasta el próximo 8 de junio, y que empieza por una sencilla pero ambiciosa pregunta: "¿Quieres cambiar el modelo político, económico y social?"

Ahora Tú Decides: una gran votación para decidir colectivamente nuestro futuro

Si tu respuesta es sí, comenzarás un recorrido por todas las cuestiones básicas que deben tenerse en cuenta en cualquier proceso de cambio: qué métodos o procesos usar para conseguir un nuevo sistema político y económico, qué sistema político queremos, qué medidas económicas y sociales es preciso implantar en nuestra sociedad, si la Unión Europea y el Euro tienen sentido y cómo debería reconfigurarse nuestra relación con estas instituciones... Dependiendo de tus respuestas, el itinerario de preguntas será distinto, hasta conformar tu visión global de la sociedad que quieres. Cualquier persona puede entrar y pronunciarse sobre todas estas cuestiones en apenas 20 minutos, y unirse a las más de 15.000 personas que ya lo han hecho hasta el momento.

Probablemente te estás preguntando... ¿servirá de algo esta votación? Evidentemente, no se trata de un referendo vinculante convocado oficialmente por el Estado español (ojalá). Pero las implicaciones que puede tener prometen ser espectaculares: una vez que se cierre esta gran votación ciudadana, los resultados serán públicos (no tus datos personales), y se invitará a todos los participantes a implicarse en un proceso de cambio de acuerdo a la voluntad expresada entre todos. De aquí puede salir el proceso democrático más importante de la historia democrática reciente, que nos haga pasar finalmente de la cultura de la transición a la cultura de la participación. Pero para ello hay que ponerse las pilas: debes dejar el derrotismo, animarte a alzar la voz para defender el modelo de sociedad que quieres, y difundir esta iniciativa para que tus amigos, familiares y conocidos abandonen la queja inútil de bar y se embarquen en este proceso de cambio colectivo. Que salga adelante depende de que te muevas desde ya: porque el cambio comienza en ti.

Foto: Javi Sánchez cc BY ND