Adolfo Suárez

EFE

Rajoy calla y espera... ¿a Pascua?

El presidente en funciones es tan hermético sobre sus planes como reacio a adelantar acontecimientos, pero es humano y como tal le delatan algunos gestos. La noche del viernes se le vio responder al aplauso de su grupo con otro que él mismo dirigió a los suyos y que concluyó con el pulgar en alto. El guiño no pasó desapercibido para algunos populares, y ha dado pie a la especulación sobre la retirada de un Rajoy que calla y espera... ¿a Pascua?