Ansiedad

ISTOCK

Las dietas, el amor y el hambre

El amor tiene una condición tripal. Se nos cierra o se nos abre el apetito muchas veces de acuerdo a nuestro reflejo en los ojos de otro: en tiempos en que somos el objeto de deseo de ese alguien que nos importa queremos ser comidos antes que tragarnos los postres; mientras que en los tiempos del amor fraternal, ese amor seguro y tranquilo, la escena es cálida de ternura y calorías.
GETTY

Mamá vieja

Ser mamá otra vez, en otra década, en otra historia. En "mi última oportunidad" como tantos me dicen. No me haré la víctima, yo también me lo dije. Me lo dije antes de embarazarme. No soy una gran consumidora de Apocalipsis, como productos industriales, dejo que mis hijos se entretengan jugando con el teléfono, uso vacunas, pero este sí me consumió, el de "mi última oportunidad".
Tom Merton via Getty Images

¿En qué trabaja la gente más feliz?

Lo más raro es que los profesionales con menos ansiedad son precisamente los que pensé que más la experimentarían. ¡El personal de ambulancia! ¡Los técnicos en emergencias sanitarias! ¡¡¡Los controladores aéreos!!! Supongo que ese tipo de trabajos solo atraen a personas capaces de mantener la calma en situaciones de estrés.
Brandon Geib

Carta abierta a mi mujer con depresión

Cuando nos conocimos, no era más que un universitario que estaba coladito por ti. No estaba preparado para lidiar con los efectos de una enfermedad mental o para lidiar con las repercusiones de las que creía tener la culpa. Estaba listo para darte lo que quisieras, aunque fuera algo imprudente o autodestructivo. Hoy soy tu marido.

MÁS SERIES