ECONOMÍA
29/07/2012 17:11 CEST | Actualizado 29/07/2012 17:15 CEST

Conductores insumisos cortan la AP-7 para protestar contra los peajes

ALBERT OLIVÉ / EFE

Decenas de conductores insumisos han protagonizado una sonora protesta contra el pago de las autopistas, cuyo precio ha subido un 7,5% este domingo, en el marco de la campaña novullpagar (no quiero pagar) con la que han logrado paralizar el tráfico en el peaje de Mollet (Barcelona) y han generado colas en la AP-7.

Los participantes en la protesta han conducido hasta las barreras sus vehículos, decorados con banderas mayoritariamente independentistas y con las bandas de la campaña novullpagar, y se han apeado para mostrar su disconformidad con los peajes mientras hacían sonar el claxon. El bloqueo del tráfico ha generado hasta dos kilómetros de retenciones en la AP-7.

En la protesta ha participado el diputado de Solidaritat per a la Independència (SI), Uriel Bertran, quién ha pedido al Govern de la Generalitat que deje de aplicar "multas ilegales" sobre los conductores insumisos cuando "ni siquiera es capaz de acabar con los incrementos de los peajes".

"El Govern tiene que dejar de estar al lado de las concesionarias para alinearse con la ciudadanía", ha agregado el político independentista, en declaraciones a Efe.

La campaña novullpagar anima a los conductores a no abonar el importe del peaje en señal de protesta por el agravio que, en su opinión, sufren los catalanes en comparación con los ciudadanos del resto de España, que pueden circular gratuitamente por la mayoría de las autopistas de sus territorios. "Si Cataluña fuera un estado propio no me importaría pagar, porque sería para nosotros, pero no quiero pagarle a España", ha declarado una usuaria de la AP-7 que iba en un vehículo con los retrovisores forrados con la bandera independentista.

"Tenemos que pedir caridad por el dinero que es nuestro y encima con alevosía y nocturnidad nos aplican este aumento para pagar otras autopistas que son de Madrid", ha exclamado un conductor. Otros, sin embargo, se han mostrado completamente en contra de la forma de protestar, dado que este domingo muchas personas comenzaban sus vacaciones. "Cada uno que protesta y defienda lo que quiera, pero no fastidiando a los demás", aseguraba una conductora visiblemente nerviosa en declaraciones a TVE.