TENDENCIAS
01/08/2014 08:10 CEST | Actualizado 01/08/2014 10:35 CEST

7 cosas sobre el sueño que deberías dejar de decir

A pesar de ser el tercer pilar de la salud junto con la nutrición y el ejercicio, el sueño sigue considerándose, de forma equivocada, una debilidad. Hay demasiadas personas que se comportan como si fueran a dormir después de la muerte o como si durmiendo menos pudieran aventajar a los demás.

No obstante, los expertos en el campo del sueño saben que al perpetuar estas actitudes negativas sólo nos hacemos daño a nosotros mismos. Este es el motivo por el que hemos pedido a estos profesionales que nos ayuden a aclarar algunas confusiones. Aquí tienes las siete cosas que les gustaría dejar de oír.

  • "Me acostumbraré a dormir menos"
    Getty Images
    "Existe la idea equivocada de que tu cuerpo al final se adaptará a dormir menos sin que afecte de manera significativa a tu capacidad de actuación. En el laboratorio, vemos que tras unos días la gente tiende a percibir que su cuerpo se está acostumbrando a dormir menos, pero cuando medimos el funcionamiento biológico y cognitivo, observamos claros déficits que suelen empeorar con el tiempo. Cuanto más cansados estamos, menos capaces somos de ver nuestra incompetencia".
    — Michael A. Grandner, Ph.D., profesor de psiquiatría en el programa “Behavioral Sleep Medicine” de la Universidad de Pennsylvania
  • "Tengo que dormir, pero no tiene por qué gustarme"
    Getty Images
    "Una de las actitudes frente al sueño que más me frustra es que se vea como un proceso estrictamente funcional y que se pierda la idea de que también es una experiencia de la que disfrutar. El sueño favorece nuestra salud, nuestro bienestar emocional, nuestra memoria, nuestro rendimiento y hasta nuestra apariencia. Pero, además de ser funcional, el sueño es una experiencia personal exquisita. Entender esto mejorará nuestra motivación para dormir lo que necesitamos. Creo que es importante reconocer nuestro gusto por dormir antes de irnos a la cama con él".
    —Rubin Naiman, psicólogo clínico especializado en sueño integral y medicina del sueño en la Universidad de Arizona y bloguero del HuffPost
  • "Debería dejar el café"
    Getty Images
    "Todo el mundo conoce a gente que sólo come comida basura [y] no hace ejercicio pero está delgada, ¿no? Lo mismo ocurre con los hábitos del sueño. Algunas personas hacen todo 'mal' (ven la televisión en la cama, beben café en la cena) y duermen bien. Y, como yo digo, si algo no está roto, no hace falta arreglarlo. Para las personas que tienen insomnio, sí que puede servir de ayuda un cambio de hábitos, pero es muy poco probable que mejore el sueño sólo por eliminar factores externos como la cafeína, la televisión en la cama o el alcohol".
    — Kelly Glazer Baron, Feinberg School of Medicine, Universidad Northwestern.
  • "Comer pavo me da sueño"
    Getty Images
    "Hay gente que dice que los sándwiches de pavo producen sueño porque contienen triptófano. Lo calculé y necesitaríamos comer unos 20 kg de pavo para que la cantidad de triptófano hiciera efecto en nuestro sueño. Además, el triptófano no funciona bien en presencia de la proteína".
    — J. Breus, Ph.D., bloguero del HuffPost y autor de The Sleep Doctor's Diet Plan: Lose Weight Through Better Sleep
  • "Me quedaré aquí tumbado hasta que me duerma"
    Getty Images
    "Otro falso mito dice que si tienes problemas para dormir, lo mejor es quedarse en la cama el máximo tiempo posible para maximizar las posibilidades de quedarte dormido. En realidad, es una buena receta para desarrollar insomnio a largo plazo, ya que cuando pasas mucho tiempo despierto en la cama, tu cerebro 'se programa' para estar despierto en la cama, no para dormir. Levantarte de la cama cuando no puedas dormir es la mejor estrategia a largo plazo".
    — Grandner
  • "Tengo que evitar despertarme en mitad de la noche"
    Getty Images
    "De hecho, la mayoría de la gente se despierta hasta diez veces cada hora aunque después no se acuerde. Incluso es normal levantarse para ir al baño y tardar 20 o 30 minutos en volver a coger el sueño. Obviamente, si ocurre demasiadas veces, puede tratarse de insomnio. Pero todo el mundo se despierta alguna vez por la noche".
    — Baron.
  • "Los trastornos del sueño son demasiado raros como para afectarme a mí"
    Getty Images
    "Lo cierto es que uno de cada diez adultos estadounidenses reúne los criterios para ser diagnosticado de insomnio (más que una molestia, es un trastorno duradero que puede degenerar en enfermedades físicas y mentales). Además, aproximadamente el 85% de los adultos que sufren apnea del sueño (un problema respiratorio que afecta durante el sueño) desconocen que la padecen. Se trata de un trastorno relacionado con la obesidad y las enfermedades cardiovasculares, que a menudo (pero no siempre) se presenta con ronquidos fuertes y mucho cansancio durante el día, sobre todo por la mañana".
    —Gadner

EL HUFFPOST PARA IKEA