POLÍTICA
14/10/2014 18:26 CEST | Actualizado 14/10/2014 18:33 CEST

Ana Mato dice que las críticas a su gestión del ébola buscan "arañar unos cuantos votos"

La ministra de Sanidad, Ana Mato, ha comparecido en el Senado para responder a las preguntas durante la sesión de control al Gobierno sobre su gestión al frente de la crisis del ébola.

Mato ha tenido que escuchar las duras críticas de la oposición, especialmente de las senadoras del PSOE que han cargado contra ella y su responsabilidad tras el primer contagio de ébola en España. La ministra se ha quejado por las críticas, que ha asociado a un interés de la oposición para "arañar unos cuantos votos" en lo que ha tildado de "ejercicio de irresponsabilidad".

María Victoria Chivite, portavoz socialista en el Senado, ha acusado a Mato de ser "la incompetencia personalizada que los ciudadanos no se merecen". "Los ciudadanos no pueden estar tranquilos, no han hecho nada para merecerse esto", ha proseguido la senadora, quien también ha acusado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de "esconderse" y "no dar la cara".

"Ustedes son un factor de riesgo más ante esta crisis", ha agregado Chivite, quien ha concluido diciendo que el PSOE estará "con Teresa [la paciente contagiada] y los profesionales sanitarios".

"Yo sé lo que he venido haciendo en los últimos tiempos, pero lo que usted ha hecho hoy es un ejercicio de irresponsabilidad. No sé si en una situación como la que estamos atravesando es responsable buscar arañar unos cuantos votos. Yo asumo mi responsabilidad, que es trabajar para la paciente, evitar nuevos contactos y cualquier riesgo para la población", ha respondido la ministra.

Además, ha recordado que la semana pasada dio dos ruedas de prensa (el lunes, tras confirmarse el contagio, y el viernes tras el Consejo Interterritorial) y compareció en la sesión de control del Congreso, donde también asistirá tanto el miércoles como el jueves, en la Comisión de Sanidad, a petición propia.

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que ha respondido a una pregunta de un senador de Izquierda Unida, ha asegurado que lo que más le preocupa es "la salud de Teresa Romero" y "atender a todos los profesionales sanitarios que la están cuidando, respecto a los cuales no podemos poner en duda su trabajo".

Sáenz de Santamaría cree que "la sociedad quiere que todas las administraciones, las comunidades, los organismos internacionales y los grupos políticos actúen con responsabilidad". "La sociedad quiere que cuidemos a Teresa Romero lo mejor posible y sé que los profesionales lo están haciendo muy bien", ha agregado.