POLÍTICA
06/07/2015 09:42 CEST | Actualizado 06/07/2015 09:42 CEST

Beatriz Talegón anuncia su baja del PSOE

La postura del PSOE respecto a Grecia ha sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de Beatriz Talegón, que anoche anunciaba que se da de baja del partido.

Así lo anunció en su cuenta de Twitter:

(Sigue leyendo después de los tuits...)

Minutos antes, Talegón había criticado duramente la posición del PSOE español respecto a Grecia así como la de los socialistas europeos:

(Sigue leyendo después de los tuits...)

La baja de Talegón llega después de varios meses en los que se ha mostrado crítica con la gestión del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

La que fuese secretaria general de las Unión Internacional de Juventudes Socialistas (IUSY, por sus siglas en inglés) ha reprochado a la Ejecutiva federal su actitud equidistante en la consulta de Grecia sobre la aceptación o el rechazo de las medidas propuestas por los acreedores a cambio del desembolso del rescate.

Ante su postura crítica con Ferraz y el deterioro interno de Izquierda Socialista, Talegón ha impulsado en los últimos meses la plataforma Somos Izquierda, que propone la unidad de las fuerzas progresistas más allá de siglas y de partidos, y también está al frente de la asociación Foro Ético por la regeneración democrática.

Madrileña de 32 años, Talegón ganó repercusión mediática con el duro discurso que pronunció en febrero de 2013 como secretaria general de la IUSY durante el Consejo de la Internacional Socialista. En su intervención, criticó el lujo de la convención y la lejanía de muchos dirigentes socialistas europeos respecto a los ciudadanos.

La baja de Talegón se une a la de Alberto Sotillos, que decidió abandonar el PSOE el pasado 15 de junio para alumbrar una nueva fuerza para la convergencia de la izquierda. Sotillos, hijo del que fue con Felipe González portavoz del Gobierno, Eduardo Sotillos, aspiró a las primarias de hace un año para secretario general, aunque no concurrió al no reunir los avales suficientes.

SOMOS LO QUE HACEMOS