ECONOMÍA
27/12/2017 19:01 CET | Actualizado 27/12/2017 21:58 CET

Las exportaciones salvan el impacto negativo de Cataluña en la economía

El Banco de España calcula que el PIB creció un 0,8% entre octubre y diciembre.

Manifestación a favor de Carles Puigdemont en Bruselas. REUTERS/Francois Lenoir
Francois Lenoir / Reuters
Manifestación a favor de Carles Puigdemont en Bruselas. REUTERS/Francois Lenoir

El Banco de España calcula que la economía española creció un 0,8% en el cuarto trimestre del año, entre octubre y diciembre. Esto supone mantener la misma tasa de crecimiento del tercer trimestre. A final de año, el organismo supervisor señala que el producto interior bruto (PIB) de España habrá aumentado un 3,1% en relación con 2016. Se trata de cifras provisionales, que pueden mejorar o empeorar en las próximas semanas.

Es decir, el crecimiento se ha mantenido a pesar de situación política en Cataluña. El Banco de España asegura que esto ha sido posible gracias a la existencia de "dos fuerzas que operan en sentidos opuestos", en palabras del supervisor. El informe señala que la fortaleza del mercado exterior ha logrado contrarrestar los efectos adversos de la incertidumbre generada por la situación política en Cataluña.

¿Han afectado el referéndum, la DUI y el 155 a la economía?

El organismo reconoce que todavía existen pocos datos disponibles de este período para evaluar cuál ha sido el impacto de la incertidumbre generada como consecuencia de la situación política en Cataluña, pero apunta a que ya han aparecido los primeros efectos adversos.

El Banco de España asegura que "la actividad económica se habría desacelerado en el último tramo del año en Cataluña en mayor medida que en la media de las comunidades consideradas". Esto contrasta con el mayor dinamismo de la economía catalana en los trimestres anteriores. El impacto negativo de la incertidumbre se habría notado especialmente en el consumo privado y en el turismo extranjero.

¿Cuándo dejará de impactar?

Los efectos negativos durarán siempre que se mantenga el escenario de incertidumbre, según el Banco de España. "La incidencia final de este elemento de riesgo sobre el conjunto de la economía en el cuarto trimestre dependerá de la magnitud y persistencia que este acabe teniendo".

El organismo afirma que durante noviembre y las primeras semanas de diciembre se ha aliviado la tensión en Cataluña. En caso de que este escenario de alivio se prolongue, podría darse un escenario de mayor crecimiento que la estimación del Banco de España hecha pública este miércoles.

Por el contrario, si se produce un "rebrote de las tensiones" podría traducirse en un impacto más pronunciado sobre el consumo o la inversión extranjera.

¿Qué pasará en los próximos años?

El Banco de España espera que se mantenga la fase expansiva de la economía en los próximos años, aunque prevé que el crecimiento pierda cierta intensidad. Es decir, que crezca pero en menor medida que en 2017. El supervisor prevé que el PIB crezca un 2,4% en 2018 (una décima más que las previsiones del Gobierno) y un 2,1% tanto en 2019 como en 2020.

EL HUFFPOST PARA HONEST