NOTICIAS
21/03/2018 00:07 CET | Actualizado 21/03/2018 15:52 CET

Un hombre mata presuntamente a sus dos hijos en Getafe y después se suicida

La autopsia ha confirmado que los niños fueron ahogados antes del incendio y el hombre lleva una nota encima: "Los maté para que no sufrieran".

Dos menores de 8 y 13 años han sido presuntamente asesinados por su padre en Getafe (Madrid). El hombre ahogó a sus hijos, provocó un incendio en la vivienda a raíz del cual fueron descubiertos los cuerpos y se suicidó arrojándose a las vías al paso de un tren.

El hombre llevaba encima una nota manuscrita en la que admite que los mató "para que no sufrieran", han confirmado a Europa Press fuentes policiales. El Grupo V de Homicidios de la Policía Nacional ya cuenta con esta pequeña carta, recogida durante la inspección ocular del cadáver.

Este documento ya ha pasado a formar parte de la investigación y que será remitido junto al resto de la documentación al Juzgado número de Instrucción número 4 de Getafe, que ha declarado el secreto de las actuaciones. La autopsia de los pequeños, además, ha revelado que fueron ahogados antes de que se desencadenase el incendio.

Por ello, todo apunta a que se trata de un doble infaticidio aunque los supuestos motivos del padre para acabar con la vida de sus dos hijos no están aún claros.

Tanto desde la Policía Nacional como desde el Ayuntamiento de Getafe han coincidido en destacar que no existían denuncias previas por malos tratos y que el hombre, de 46 años, tampoco tenía antecedentes penales. Tampoco había requerimientos policiales por parte de la Policía Local de haber tenido que intervenir en el domicilio de esta familia. Fuentes del entorno aseguran que la pareja estaba en trámites de separación.

Un mensaje de Emergencias 112 refiere que el aviso del incendio de la vivienda llegó a las 20:15; según los bomberos, se originó en la habitación de los hermanos. Y a las 20:30 se ha recibido un aviso de un arrollamiento en la estación.

La Policía Nacional baraja como principal hipótesis que el padre, de 46 años e identificado con las iniciales A.G.L., pudo provocar el incendio y después se suicidó. Fuentes de la investigación han explicado a Efe que era un español sin antecedentes policiales y que cuidaba esa tarde de sus hijos.

Por motivos que se investigan, sobre las 20:15 los vecinos han alertado de un incendio en el piso, donde se han descubierto los cadáveres calcinados de los menores, un niño de 13 años que padecía parálisis cerebral y una niña de 8, ambos hijos del presunto autor de los hechos.

Cinco minutos después, hacia las 20:20, Emergencias recibió un aviso en el que se comunicaba que un hombre había fallecido arrollado por un tren en la estación de Cercanías de Getafe Industrial, que resultó ser el padre de los pequeños.

Al parecer y según el testimonio del maquinista, el hombre se ha colocado de pie en mitad de la vía, a la espera de la llegada del convoy, que no ha podido evitar arrollarlo.

Los padres se encontraban en proceso de separación

Según fuentes de la investigación, la madre se hallaba fuera del domicilio en el momento de desencadenarse el incendio y ha llegado cuando los Bomberos y la policía se disponían a tirar la puerta abajo para tratar de sofocarlo.

Ha sido ella quien ha abierto el piso para que accedieran los equipos de Emergencia, mientras los informaba de que dentro se encontraban sus hijos y su marido con el que, al parecer, se encontraba en proceso de separación. No existían denuncias por malos tratos ni orden de alejamiento.

Una vez dentro, los Bomberos han encontrado los cuerpos de los dos menores tendidos encima de la cama de matrimonio. La policía investiga si el supuesto autor acabó con la vida de los niños antes de desencadenarse el incendio o fallecieron a causa del humo y las llamas.

La madre de los pequeños ha sido atendida por el Summa 112 de una crisis de ansiedad y trasladada a dependencias del Ayuntamiento de Getafe, donde permanece junto a otros familiares. No se le ha podido tomar declaración debido al fuerte shock que padece.

Los alrededores de la vivienda incendiada permanecen acordonados y en el lugar hay cuatro dotaciones de Policía Nacional, una de Policía Local, un camión de Bomberos y dos dotaciones del Summa 112.

A última hora de la noche los cuerpos calcinados de los niños permanecían en el lugar del suceso, a la espera de la llegada del juez de guardia que ordenará el levantamiento de los cadáveres.

EL HUFFPOST CON NETFLIX