TENDENCIAS
27/04/2018 12:51 CEST | Actualizado 27/04/2018 12:52 CEST

Zara retira unos calcetines tras una acusación de plagio

Sus dibujos geométricos recuerdan a los motivos tradicionales de una etnia sudafricana.

Zara vuelve a estar en el centro de la polémica. ¿El motivo? El diseñador sudafricano Laduma Ngxokolo ha acusado al gigante español de plagio y apropiación cultural por un par de calcetines. Este miércoles 25 de abril, la marca ha anunciado a través de Teen Vogue que retirará de la venta este controvertido artículo.

"Como medida preventiva, se ha activado el proceso de retirada inmediata de este artículo tanto de las tiendas como de internet desde el momento en que se ha sabido de este asunto. La empresa ya ha comenzado una investigación interna y estará en contacto con los representantes de Maxhosa [la marca de Laduma] para aclarar y resolver esta situación lo antes posible", dice el comunicado.

Esta respuesta de Zara llega apenas un día después de que el fundador de Maxhosa etiquetara a la marca española en Instagram al descubrir que en unos de sus calcetines para hombre habían reproducido motivos Xhosa: los diseños tradicionales de una etnia de Sudáfrica en los que suele inspirarse el diseñador.

A post shared by Laduma Ngxokolo (@laduma) on

"Mis abogados están estudiando el caso, sabiendo que este es el modelo de negocio de Zara", escribe Laduma Ngxokolo en Instagram. "Independientemente de esto, vamos a hacer valer nuestro derecho de presentar una acusación penal en virtud del artículo 98 del Copyright Act". El diseñador también asegura que devolverá todas las prendas que tanto él como su familia han comprado en de la firma.

Popular en Sudáfrica, el creador fue avisado en redes sociales unos días antes de las semejanzas que estaban encontrando los usuarios entre sus producciones y las de la marca española. Thebe Ikalafeng, un consejero de Maxhosa, fue el primero en denunciar el plagio en Instagram este lunes 23 de abril.

En 2016, el buque insignia de Inditex ya fue acusado de plagio por la diseñadora Tuesday Bassen, que denunció que se habían inspirado en sus ilustraciones sin pedirle permiso.

Zara también causó mucho revuelo cuando, en 2014, lanzó una camiseta que recordaba a los uniformes de los judíos en el Holocausto, por la que finalmente tuvo que pedir disculpas.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Francia y ha sido traducido y adaptado del francés por Marina Velasco Serrano

Plagiadores cazados

NOTICIA PATROCINADA