TENDENCIAS
28/04/2018 10:16 CEST | Actualizado 28/04/2018 10:17 CEST

Esta es la "peor decisión" que puede tomar un soltero para ligar

Lo de tener infinitas opciones con las 'apps' para ligar no siempre es positivo.

Manuel Breva Colmeiro via Getty Images

Si estás soltero y en busca del amor, es probable que esto te haya ocurrido alguna vez: estás sentado en el sofá charlando con tu último match en Tinder (o similar) y pensando la excusa que vas a usar para no quedar en persona.

Al final, la otra persona se rinde, la conversación se apaga y toca buscar a otra persona. ¿Cuál es el problema? Que este hábito bastante común te está impidiendo, según los expertos, encontrar a una persona con quien tener una relación duradera. Se llama serendipidating [una combinación de las palabras inglesas serendipity, 'casualidad', y dating, citas].

Con esta dinámica, que consiste en ir aplazando las citas al creer que se va a encontrar a alguien mejor, lo que se hace es dejar la vida amorosa en manos del azar.

Hoy en día las personas buscan sentir emoción y química de forma instantánea.Samantha Burns

"Es algo que ocurre muy a menudo, porque hoy en día las personas buscan sentir emoción y química de forma instantánea", explica la asesora Samantha Burns. "Si alguien ha indicado que le gusta una persona, pero después solo recibe vibraciones mediocres o normales, puede que no sienta la motivación de concertar un encuentro en persona. Así pues, lo que hace es guardar a esa persona entre los matches o planear una cita de tal modo que pueda cancelarla si se encuentra a alguien mejor".

Sin embargo, esa perspectiva respecto a la vida amorosa puede conducir a no encontrar pareja nunca, advierte Burns a la edición estadounidense del HuffPost. "Una vida amorosa de éxito requiere un esfuerzo activo", apunta.

Esta tendencia se explica por el miedo de perderse algo que pueda ser mejor de lo que ya se tiene, razona Alexis Meads. "No es nada nuevo, yo también lo hacía antes. Cuando mi marido estaba soltero, él decía que siempre tenía la costumbre de esperar a que apareciera 'algo mejor". Por suerte, Mead y su marido decidieron tomárselo con calma y apostar el uno por el otro. La pareja admite que hay que cuidar la relación y que ninguna cosa en la vida, y en especial en las relaciones, viene con certidumbres o garantías.

"Si el objetivo es tener una relación duradera, la tendencia de serendipidating no ayuda a llegar muy lejos. La vida no funciona así: si se aplazan todas las entrevistas de trabajo o se tarda en adquirir una casa a la espera de que aparezca algo mejor, cada vez se es menos capaz de tomar decisiones", zanja la experta.

El hecho de tener tantas opciones [por las aplicaciones] hace que seamos cada vez más selectivos.

Puede que esta tendencia no sea nada nuevo, pero las apps para ligar han servido para que a los solteros les resulte más fácil dejar a la gente plantada. Estas aplicaciones nos ofrecen infinitas opciones de personas con las que salir y, aunque no tiene por qué ser negativo, el hecho de tener tantas opciones hace que seamos cada vez más selectivos.

Como consecuencia, se cae en la paradoja de la elección; esto es, las personas se convencen de que siempre habrá otra persona mejor. Algunos estudios sugieren que el hecho de valorar y comparar a las personas de antemano hace que nos parezcan menos atractivas al conocerlas en persona.

Por desgracia, la búsqueda de la pareja perfecta suele ser contraproducente, señala Joshua Pompey, experto en relaciones. "Cuando a una persona se le presentan múltiples opciones, acaba por ser incapaz de decidir. La paradoja de la elección es el motivo por el que algunas empresas de éxito, como Apple, solo ponen a la venta unos pocos productos".

Esta variedad de elección termina por causar agotamiento a la hora de ligar, y es el motivo por el que están teniendo tanto éxito las "apps para ligar más despacio". Este tipo de aplicaciones priorizan la calidad sobre la cantidad, y ofrecen a sus usuarios unos pocos matches al día.

Al fin y al cabo, dos personas nunca pueden saber si hay química entre ellas hasta que se conocen en la vida real.

Puede que estas apps minimalistas sean la solución, pero para un soltero no sería mala idea replantearse su forma de ligar, aconseja la coach y asesora de imagen Neely Steinberg. "Yo siempre recomiendo a los solteros que no dejen su vida amorosa en manos del azar, porque al hacer eso están dando por hecho que no son responsables de ella. No quiero decir que tengan que salir en busca de una pareja desesperadamente, pero sí hay que esforzarse de forma consciente a la hora de ligar", señala.

Para ello, Steinberg recomienda salir con varias personas a la vez, en lugar de dejar mensajes sin responder de matches en la bandeja de entrada. Al fin y al cabo, dos personas nunca pueden saber si hay química entre ellas hasta que se conocen en la vida real.

Pompey, por su parte, apunta que a los clientes que están muy centrados en su trabajo siempre les recuerda que, como con cualquier cosa, encontrar el amor requiere esfuerzo. "Acostumbro a plantearles la siguiente situación: 'Si te propusiera un trato ahora mismo: yo te encuentro al amor de tu vida, con el que vas a pasar el resto de tus días, pero para ello deberás pasar los próximos seis meses teniendo un montón de citas malas con otras personas antes de encontrar a la persona con la que pasarás los próximos 30 años, ¿aceptarías?".

La respuesta siempre es un sí entusiasta, asegura.

"Las personas que usan las apps para ligar solo piensan en el premio: una felicidad duradera. Conviene darse un tiempo cuando se esté cansado, pero ese tiempo no debe ser muy largo. Después de dos o tres semanas, es aconsejable volver a intentarlo. Dejar el amor al azar es la peor decisión que alguien puede tomar", advierte Pompey.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por María Ginés Grao.

NOTICIA PATROCINADA