TENDENCIAS
11/12/2018 12:04 CET | Actualizado 11/12/2018 12:15 CET

España registra 179.794 nacimientos entre enero y junio de 2018, la menor cifra desde 1941

Y mientras descienden los nacimientos aumentan las muertes. En el mismo periodo fallecieron 226.384 personas.

En el primer semestre de este año, entre enero y junio, en España solo han nacido 179.794 bebés, la cifra más baja de toda la serie histórica que comenzó a elaborarse en 1941, y un 5,8 % menos que los alumbramientos registrados un año antes.

Y mientras descienden los nacimientos aumentan las muertes. En el mismo periodo fallecieron 226.384 personas, un 2,1 % más que en el primer semestre de 2017, con lo que el crecimiento vegetativo (nacimientos menos muertes) presentó un saldo negativo de 46.590 personas.

El crecimiento vegetativo en España (nacimientos menos muertes) presentó un saldo negativo de 46.590 personas.

Así lo reflejan las Estadísticas del Movimiento Natural de la Población (nacimientos, defunciones y matrimonios) difundidas este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que señalan que el crecimiento vegetativo negativo, es decir, la pérdida de población, se debe tanto a la mayor mortalidad como a la menor natalidad registrada este año.

El número de nacimientos continúa con la tendencia a la baja de los últimos años, sólo interrumpida en 2014, cuando nacieron 427.595 niños, casi 2.000 más que un año antes.

Los nacimientos han descendido en todas las comunidades autónomas, aunque de forma más acusada en La Rioja, donde cayeron un 13,7 %, seguida de Extremadura, con un 10,3 % y de Cantabria, con un 7,8 %.

Los nacimientos han descendido en todas las comunidades, aunque de forma más acusada en La Rioja, seguida de Extremadura y Cantabria.

Y destaca el INE el aumento de los nacimientos de madre extranjera que suponen dos de cada diez.

Respecto a las defunciones, Estadística explica que el aumento del primer semestre del año se debió, fundamentalmente, a la alta mortalidad registrada en enero, mes en el que fallecieron 47.742 personas.

Por comunidades, la evolución de las defunciones no ha sido homogénea de modo que han aumentado en doce de las diecisiete regiones encabezadas por Canarias donde han crecido un 10,2 %, Andalucía, con un 5,3 % y Cantabria, con un 5,1 %.

Como resultado de estos datos, el saldo vegetativo (aumento o pérdida de población) entre enero y junio solo ha sido positivo en tres comunidades: Comunidad de Madrid, con 3.714 personas más; la Región de Murcia, con 997; e las Islas Baleares, con 428 habitantes más.

Mientras que las que más población han perdido han sido Galicia, con un descenso de 9.135 personas; Castilla y León, con 7.857 menos y la Comunidad Valenciana con un descenso de 5.959 habitantes.

Las comunidades que más población han perdido son Galicia, Castilla y León y la Comunidad Valenciana.

En cuanto a los matrimonios, entre enero y junio, se han registrado 69.777, un 5,7 % menos que en el mismo periodo de 2017.

El INE también ha publicado este martes los datos definitivos de 2017, según los cuales, nacieron 393.181 bebés y hubo 424.523 defunciones, con lo que la pérdida de población fue de 31.342 personas.