Una nueva técnica para el diagnóstico precoz del alzhéimer logra una fiabilidad del 98%

Los resultados de la investigación del Imperial College de Londres se han publicado en 'Nature'.
Imagen de un paciente de Alzhéimer.
GSO Images via Getty Images
Imagen de un paciente de Alzhéimer.

Noticias esperanzadoras para las personas que sufren alzhéimer. Un equipo de investigadores del Imperial College de Londres ha demostrado un 98% de fiabilidad en una prueba para el diagnóstico precoz de la enfermedad.

Se trata de una técnica novedosa que combina una imagen del cerebro tomada por un escáner con tecnología de inteligencia artificial que permite detectar el alzhéimer, incluso en su etapa inicial. Un paso fundamental para tratar esta enfermedad neurodegenerativa.

Los resultados de la investigación se han publicado en la revista científica Nature y revelan que la técnica se ha probado en una muestra de 420 pacientes, demostrando una eficacia del 98%.

El éxito de la investigación es fundamental porque esta enfermedad, que afecta a 46 millones de personas en todo el mundo, solo puede tratarse actualmente con fármacos en su etapa temprana. Según las estimaciones, el alzhéimer afectará a 76 millones de personas cuando termine la década si no se consigue frenar su desarrollo. Este estudio también permitirá analizar cambios de comportamiento en el cerebro de los pacientes.

Esta nueva técnica de diagnóstico precoz publicada en Nature supone también un avance a la hora de ponerla en práctica, ya que el equipamiento que se utiliza es habitual en la mayoría de hospitales públicos.

Para lograr desarrollar esta prueba, los investigadores han adaptado para el escáner un algoritmo que se está utilizando para detectar tumores, aplicándolo ahora al cerebro. Los científicos dividieron el cerebro en 115 regiones, señalando una serie de características diferentes a cada una de ellas, para evaluarlas e identificar los cambios que se iban produciendo en cada una de ellas y que pueden significar la existencia de la enfermedad.

Una vez desarrollado, lo probaron en personas que padecen alzhéimer en estados temprano y avanzado, en personas con otras enfermedades neurológicas como Parkinson y en personas sanas.

Dificultad para realizar tareas domésticas

Signos del Alzheimer