Life

¿Beber alcohol afecta a la fertilidad?

“Existen pruebas de que el abuso de alcohol puede provocar alteraciones en el ciclo menstrual de las mujeres".

La fertilidad es un tema peliagudo. Hay parejas que tienen hijos sin buscarlos y otras parejas tardan meses o incluso años en conseguirlo. Súmale a eso la infinidad de factores que afectan a la fertilidad de hombres y mujeres, muchos de los cuales no puedes controlar, y no es de extrañar que planear un embarazo sea a veces tan estresante.

Sí que es cierto que hay estilos de vida que influyen en la fertilidad (e infertilidad). Por lo general, hábitos saludables como hacer ejercicio, llevar una dieta equilibrada y no fumar son factores que la favorecen.

¿Y el alcohol? ¿Es malo beber cuando intentas tener hijos? Si es así, ¿cuánto ocurre? ¿Afecta a tu fertilidad actual haber tenido problemas con el alcohol en el pasado? La edición estadounidense del HuffPost se ha puesto en contacto con un experto para responder a estas dudas.

Existen pruebas de que beber demasiado afecta a la fertilidad a corto y largo plazo

Si tu pareja y tú queréis concebir un hijo o esperáis hacerlo algún día, deberíais evitar el alcohol en exceso (todo el mundo debería hacerlo, en realidad).

Por consumo moderado de alcohol se entiende tomar una unidad de bebida estándar como máximo al día en el caso de las mujeres y dos en los hombres, según las Directrices Dietéticas para los Estadounidenses. Para el Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo de Estados Unidos, el consumo es excesivo cuando en un intervalo de dos horas las mujeres toman cuatro unidades de bebida (o más) y los hombres se pasan de cinco, y cuando esto ocurre cinco veces o más a lo largo del mes.

[Una unidad de bebida equivale a 10 gramos de alcohol, esto es una copa de vino o un vaso de cerveza]

“Existen pruebas de que el abuso de alcohol puede provocar alteraciones en el ciclo menstrual de las mujeres”, afirma el endocrinólogo reproductivo Ryan Martin, del Shady Grove Fertility. “Algunos estudios sugieren que el consumo excesivo de alcohol puede reducir la reserva ovárica, la cantidad de óvulos que almacenan los ovarios”.

Algo similar sucede con la fertilidad masculina. “Si abusan del alcohol, algunos estudios demuestran que se reducen los niveles de las hormonas que controlan la testosterona y la producción de esperma”.

Dicho esto, si en el pasado bebías demasiado alcohol, no hace falta que te alarmes. Esa reducción de fertilidad se da en la teoría, pero Martin comenta que no ha visto que esto se plasme en sus pacientes y que solo se daría en la práctica en casos muy puntuales y extremos.

La buena noticia es que beber con moderación no afecta a tu fertilidad a largo plazo

Lo cierto es que todavía tenemos mucho que aprender sobre los efectos del alcohol en el sistema reproductivo a lo largo de la vida.

“No existen muchos estudios que evalúen los efectos psicológicos del consumo de alcohol en la fisiología reproductiva”, sostiene Martin, quien añade que no hay pruebas sólidas de ninguna relación entre el consumo moderado y la infertilidad. En otras palabras, que si llevas toda la vida bebiendo con moderación, no has reducido tus probabilidades de concebir un hijo.

Probablemente sea mejor dejar de beber cuando intentes concebir, pero no pasa nada por beber un poco

Lo más recomendable es dejar el alcohol cuando intentas concebir. “Les digo a mis pacientes que tomar alcohol no es malo, siempre que sea poco”, comenta Martin.

También existen pruebas de que es mejor dejar el alcohol por completo. Según un estudio publicado en la revista Fertility Research and Practice en 2017, en el caso de las mujeres es mejor no tomar nada de alcohol mientras se intenta concebir y durante el embarazo, ya que “no existe una ‘dosis segura’ y las secuelas sobre el feto comienzan inmediatamente después de la implantación”. Cabe destacar que esta investigación no analiza el efecto del alcohol sobre la capacidad de una mujer de quedarse embarazada, sino del efecto del alcohol sobre la salud del propio embarazo y del feto.

No hay que olvidar que el alcohol solo es uno de los muchos factores que influyen en la fertilidad

El único hábito que sí que se sabe con certeza que afecta a la fertilidad es fumar, advierte Martin. Sin embargo, la influencia de otros factores no está tan clara.

“Tener una dieta sana y hacer ejercicio son factores importantes a la hora de concebir. Sin embargo, existe la idea errónea de que si haces ejercicio y comes bien es más difícil que sufras infertilidad. A mis pacientes les digo que la salud reproductiva no siempre está relacionada con la salud general”, explica. En otras palabras: es posible que hagas todo “bien” y aun así tengas problemas para quedarte embarazada.

El resumen de todo esto es que aún no se sabe cómo afecta el alcohol a la fertilidad y que probablemente no pase nada por tomar un poco de alcohol. Sin embargo, si llevas meses o años intentando quedarte embarazada sin éxito, quizás te convenga dejar de beber e ir al médico.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Las calorías del alcohol