CIS sobre el Debate del estado de la Nación: Sánchez gana a Gamarra, 24,1% frente a 10%

Los ciudadanos creen que el presidente conoce bien los problemas de España, pero le falta realismo y se quejan de la conflictividad del debate político.
|
Pedro Sánchez, el pasado día 13, en el Debate sobre el estado de la Nación.
Pedro Sánchez, el pasado día 13, en el Debate sobre el estado de la Nación.
Europa Press News via Getty Images

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha publicado este martes una entrega especial en la que valora el Debate sobre el estado de la Nación que se celebró la pasada semana en el Congreso, primero desde 2015. La principal conclusión es que el presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, fue quien más gustó en su intervención, con un 24,1% de las respuestas, seguido a mucha distancia de la portavoz del PP en la Cámara Baja, Cuca Gamarra, que se queda en un 10%.

Les siguen el líder de Vox, Santiago Abascal, que fue el mejor considerado para el 6% de los entrevistados, y por debajo quedaron ya, muy lejos, la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas (4,9%), el portavoz de ERC, Gabriel Rufián (4,2) y el de PNV, Aitor Esteban (3,7). Cierran la lista Íñigo Errejón (Más País, 3,3%), Joan Baldoví (Compromís, 2,4%), Ana Oramas (Coalición Canaria, 2,1%), Mertxe Aizpurua (EH Bildu) y Pablo Echenique (Unidas Podemos), ambos con un 1,7%.

El debate, del que casi un cuarto de los españoles ni tenía noticia y que no fue seguido en directo por el 54%, estuvo predominado por las críticas y las acusaciones más que por las propuestas para el 68,6% de los ciudadanos. De hecho, un 40,6% entiende que las sesiones fueron bastante conflictivas y un 12,2%, muy conflictivas.

Sánchez, a juicio de los sondeados por el CIS, demostró en el debate que entiende bien los problemas de los españoles (lo piensa un 62,2%) y es sensible a ellos (53,1). Son los dos principales aplausos que se lleva, junto a los que les dan por su iniciativa política en esta cita parlamentaria, que logra un 61,3%.

Pero, sin embargo, entienden los sondeados que el mandatario es poco realista ante la situación actual (58,9% cree que no lo es, frente al 38,5% que sí) y ha demostrado en esta cita poco práctico (sólo lo aprecia un 45,3%, frente a un 51,2). Logra un buen dato en la valoración de cómo se comunica con los ciudadanos (un 58,2% cree que lo logra) y también son mayoría (50,3) los que estiman que tiene capacidad de encajar las críticas.

Sus intervenciones fueron “serias” para el 63,2, “responsables” en opinión del 55,8, “realistas” para el 41,1, “superficiales” en opinión del 53,3 y “demagógicas” para otro 55,1; de “optimistas” las califica el 67,7.

Pedro Sánchez fue, igualmente, el líder que más interés causó, y el 79,8 manifiesta que siguió sus intervenciones, al menos en parte, porcentaje que baja al 50,2 para Gamarra.

La riojana -que intervino en ausencia del líder de su partido, Alberto Núñez Feijóo, que no pudo representar a los suyos y dar la réplica porque no es diputado- conoce los problemas de España, según un 54,4% de los encuestados, pero el 56,7% cree que no tiene la sensibilidad suficiente ante ellos. Otro 57,2% dice, también, que no fue realista en su discurso, ligeramente mejor que el presidente del Gobierno. Para el 58,1%, no mostró tampoco sentido práctico y otro 52,8% se queja de su capacidad de conectar con la ciudadanía. Tiene menos cintura, también, para encajar las críticas, o eso considera el 63% de los encuestados. Hay empate (48,2-48) entre los que piensan que demostró tener iniciativa política.

Del presidente dice el 34,5% de los entrevistados por el CIS que transmitió confianza en el futuro económico y el 63,2 lo niega, mientras que de la portavoz del PP, el 77,8% afirma que no lo hizo, frente a solo un 19,8 que asegura que sí transmitió confianza.

Sin tirón

Los resultados de la encuesta parten de 1.588 entrevistas telefónicas realizadas entre los pasados 14 y 16 de julio, es decir, entre la jornada en que se votaron las propuestas de resolución del debate y el sábado pasado.

Revela también el muestreo que para el 47,8% de los encuestados este tipo de debates son “poco” o “nada” interesantes, frente a un 48,6 que sí los ve “muy” o “bastante” interesantes. Además, el 50,1% opina que en “poca” o “ninguna” medida tratan temas que realmente preocupan a los españoles y una mayoría del 64,1 apunta que son “poco” o “nada” útiles.

Respecto al celebrado la semana pasada, el 68,6% lo siguió en directo por televisión, el 30,8% por la radio, un 6,3% por los periódicos y el 25,9 restante, a través de internet.

Sobre su contenido concreto, los entrevistados afirman que en las intervenciones de líderes predominaron “las críticas, reproches y acusaciones”, solo un 16,4% entiende que proliferaron las propuestas para solucionar los problemas del país. Sí tiene claro el 42,5% que de lo que más se habló es de la crisis y los problemas económicos, algo que llega a todos los hogares y a todas las personas.

Las caras Juan, las caras: el primer debate del estado de la nación en 7 años, en imágenes