ECONOMÍA
04/04/2021 17:11 CEST | Actualizado 05/04/2021 11:28 CEST

El drama del empleo en Semana Santa: menos contrataciones que en 2020

La campaña solo generará 88.420 contratos, un 56% menos que en 2019 y un 1,6% menos que hace un año, en pleno confinamiento.

Javier Barbancho / GTres
Un camarero sirve un desayuno con la mascarilla.

Un nuevo jarro de agua fría a la economía española. Otro más. La Semana Santa no servirá para remontar el empleo ante la situación de parálisis que vive el país inmerso en la tercera ola de la pandemia, con muchas restricciones para prevenir los contagios y con una campaña de vacunación que todavía va lenta.

El coronavirus ha cambiado todos los paradigmas a los que estábamos acostumbrados. Tradicionalmente, la Semana Santa servía como pistoletazo de salida para la creación de puestos de trabajo. España cuenta con un mercado laboral muy marcado por la estacionalidad debido a la gran importancia que tiene el turismo, por eso, el mayor número de contrataciones se realizan en torno al verano.

Antes de la llegada de la pandemia, los meses de marzo y abril suponían la incorporación de muchos trabajadores a actividades como el comercio, la hostelería y el ocio. Estos sectores han sido precisamente los más dañados por el coronavirus debido a la paralización del turismo internacional.

Esta campaña de Semana Santa será totalmente diferente a otras. La campaña de este año solo generará 88.420 nuevos contratos, según los cálculos de la empresa de trabajo temporal Randstad. Esta cifra supone un 56% menos de las contrataciones realizadas en la Semana Santa de 2019 —antes de la pandemia— cuando se firmaron 200.748 contratos.

La disminución podría ser lógica si se tiene en cuenta que la economía todavía sigue muy lastrada por el covid. Sin embargo, lo más dramático es que se creará todavía menos empleo que el año pasado, en concreto, un 1,6% menos. Conviene recordar que hace un año la ciudadanía estaba recluida en sus casas por el confinamiento decretado durante el primer estado de alarma. 

Randstad
Evolución de la contratación en Semana Santa.

Los expertos de la empresa de trabajo temporal señalan que las cifras son peores que el año pasado debido a que muchas empresas realizaron contrataciones algunas semanas antes de que entrara en vigor el estado de alarma. 

“Las restricciones a la movilidad y los cierres perimetrales han dado al traste con las pocas esperanzas que se tenían en la Semana Santa como generadora de empleo y por ende, dinamizadora de la actividad económica. Las expectativas en general son peores que el año pasado, pero algunas regiones mejorarán sus cifras gracias, en gran parte, a las posibilidades que ofrecen las restricciones más laxas para la hostelería”, asegura Valentín Bote, director de Randstad Research.

Las restricciones a la movilidad y los cierres perimetrales han dado al traste con las pocas esperanzas que se tenían en la Semana Santa como generadora de empleoValentín Bote, director de Randstad Research

La estimación de contrataciones de este año se sitúa por debajo de la creación de empleo que se registró entre los años 2010 y 2013, cuando España estaba inmersa en una crisis de la deuda derivada de la crisis financiera. Aquellos años se realizaron unas 100.000 incorporaciones en cada campaña. Una cifra que ahora suena lejana.

A partir del año 2014, la campaña de Semana Santa registró seis años consecutivos de incrementos en la creación de empleo en relación con el ejercicio anterior. Una tendencia que se frenó en seco con la irrupción de la pandemia.

No se están realizando contrataciones asociadas a la preparación para la Semana SantaJosé Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones

La realidad no deja lugar a dudas. Ante la incertidumbre económica, muchas empresas no se atreven a contratar. Así lo ha reconocido el propio ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. “No se están realizando contrataciones asociadas a la preparación para la Semana Santa. Esto ha pasado en febrero y está pasando en marzo”, ha asegurado.

Otro factor importante que afecta a las nuevas contrataciones es el hecho de que todavía quedan unos 700.000 trabajadores afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). Lógicamente, las empresas reincorporan primero a estos empleados que ya están formados antes de lanzarse a la búsqueda de nuevo personal.

La creación de empleo no se comportará igual en todas las comunidades autónomas, ya que no todas tienen las mismas restricciones. En concreto, tres regiones verán crecer las contrataciones respecto al año pasado, según las estimaciones de Randstad. Se trata de la Comunidad de Madrid (un 3% más), Euskadi (2,7%) y Galicia (0,8%).

Si se mira el número de contratos firmados. Andalucía (con 18.950 contrataciones), Cataluña (11.920) y la Comunidad de Madrid (10.480) son las regiones donde se incorporarán más profesionales. Estas tres regiones acumulan aproximadamente el 47% del total. 

Randstad
Peso de la contratación en Semana Santa según comunidad autónoma.

El mercado laboral tardará tiempo en recuperarse del duro golpe asestado por el coronavirus. Una vez pase la Semana Santa, las esperanzas están puestas en el verano y, sobre todo, en la campaña de vacunación que permita salir adelante.

Photo gallery Empresas que han presentado ERTE por el coronavirus See Gallery

NUEVOS TIEMPOS