ECONOMÍA
06/11/2020 14:09 CET | Actualizado 06/11/2020 16:15 CET

El Gobierno se asegura una amplísima mayoría para superar el primer examen de los presupuestos

Solo 149 diputados, pertenecientes a siete partidos, han presentado enmiendas a la totalidad para devolver las cuentas públicas de 2021 al Ejecutivo.

EFE
La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, lleva los presupuestos de 2021 al Congreso.

Matrícula de honor. Esta es la nota con la que el Gobierno de Pedro Sánchez espera superar el primer examen de los Presupuestos Generales del Estado para 2021. Si no hay sorpresas de última hora, el Congreso tumbará la próxima semana las enmiendas a la totalidad de las cuentas públicas por 151 votos a favor y 199 votos en contra.

Las enmiendas a la totalidad sirven para rechazar los presupuestos desde el primer minuto y que no se puedan ni debatir en el Parlamento. La celebración del debate de totalidad está previsto para el miércoles 11 y el jueves 12 de noviembre.

Ese primer examen solo servirá para que las cuentas públicas sigan su curso en el Congreso. Lo que costará mucho más será conseguir después una mayoría para su aprobación definitiva, donde el Ejecutivo tendrá que elegir entre una de las dos opciones posibles: un acuerdo con Ciudadanos o con los socios de la investidura, la vía preferida por Unidas Podemos. 

La cifra de 199 diputados cosechada por el Gobierno a favor de que los presupuestos sigan tramitándose se sitúa muy por encima de la mayoría absoluta del Congreso, situada en 176 escaños. Ni en sueños Sánchez habría soñado con un respaldo tan grande después de todo lo que costó sacar adelante la investidura. 

El plazo para registrar las enmiendas en el Congreso para devolver los presupuestos al Gobierno ha concluido este viernes a las 14 horas. Una vez pasada esa hora límite, solo siete partidos han registrado sus iniciativas. Se trata del PP, Vox, Junts, CUP, Foro Asturias, CC y BNG, que suman 149 diputados.

Los dos diputados de Unión del Pueblo Navarro, que se presentaron bajo el nombre Navarra Suma en coalición con PP y Cs, no han presentado su propia enmienda a la totalidad, pero apoyarán estas iniciativas para devolver los presupuestos. En total, suman 151 diputados contra los presupuestos de Sánchez.

La votación de estas enmiendas a la totalidad es un tanto peculiar, ya que todas las iniciativas se votan a la vez, sin tener en cuenta los motivos argumentados para su presentación. Esto implica que los diputados de la CUP tienen que votar a favor de la propuesta de Vox y viceversa. 

Además de este bloque contrario a las cuentas públicas, el Gobierno ha cosechado una amplía y diversa mayoría para continuar con su tramitación. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, —responsable económico de Podemos— han mantenido contactos en las últimas semanas.

Este mismo jueves realizaron una escenificación en el Congreso de esa ronda de contactos para buscar apoyos. Los dos representantes del Gobierno se reunieron con diputados como Edmundo Bal, Gabriel Rufián, Mertxe Aizpurua, Íñigo Errejón y Joan Baldoví. Solo el PNV se ausentó de la cita, a la que había sido convocado el miércoles por la noche, ya que no quería hacerse “una foto”.

Borja Puig de la Bellacasa
María Jesús Montero y Nacho Álvarez se reúnen con los representantes de Ciudadanos.

A los 155 votos de PSOE y Podemos, hay que sumar los de los partidos que han anunciado que no presentarán enmiendas a la totalidad ya que pretenden facilitar la tramitación de las cuentas y negociar mediante enmiendas parciales.

Esta es la posición que han manifestado los grupos parlamentarios de Esquerra Republicana de Catalunya (13 diputados), Ciudadanos (10), PNV (6), EH Bildu (5), PDeCAT (4), Más País-Equo (2), y los representantes del Partido Regionalista de Cantabria, Compromís, Teruel Existe y Nueva Canarias. Se trata prácticamente de los mismos apoyos con los que contó el Gobierno para sacar adelante la prórroga de seis meses del estado de alarma. En total, suman 199 diputados.

Esa amplísima mayoría lograda esta semana difiere mucho de la situación vivida hace dos años, cuando la ministra Montero vivió uno de los momentos más duros de su carrera. El Congreso tumbó las cuentas públicas de 2019 en ese primer examen. La sensación de soledad del Ejecutivo provocó un adelanto electoral. 

Esta vez, la situación es completamente opuesta. El Gobierno logrará salvar el primer examen de las cuentas públicas. Una vez superado este primer obstáculo, los presupuestos continuarán su tramitación en la comisión para debatir las enmiendas parciales.

Las cuentas públicas llegarán al pleno del Congreso la semana del 30 de noviembre. Esa votación es mucho más difícil. Allí se votan las cuentas de cada ministerio. El Parlamento debe aprobador todos y cada uno de los capítulos de los presupuestos. Si solo uno de ellos no sale adelante, las cuentas públicas se caen. 

Photo gallery Primer Consejo de Ministros del Gobierno de Coalición de España See Gallery

TERRITORIO PARADORES