La historia que explica por qué el Ikea de Valladolid está en la calle Me falta un tornillo

Es el resultado de una de las exitosas campañas de la marca de decoración.

″¿Queréis reíros un rato? Buscad la calle donde está el Ikea de Valladolid”.

Twitter lo ha vuelto a hacer, y cientos y cientos de tweets han hecho viral el nombre de la calle en la que se encuentra la tienda de la marca sueca en la población vallisoletana de Arroyo de la Encomienda: Me falta un tornillo.

La cosa tiene guasa, nadie lo niega. Pero la broma no es casualidad sino fruto de una más de las exitosas campañas de publicidad de Ikea.

En octubre de 2011 la archiconocida marca de decoración activó la campaña “Nuestra mejor calle lleva tu nombre” en la que proponía a sus seguidores de Facebook votar el nombre de la vía en la que se iba a abrir su próxima tienda en Valladolid.

Las opciones eran tres: calle Como en casa nada, calle de El abrazo en el sofá y, la triunfadora, calle Me falta un tornillo. Ganó con el 54,35% de los votos.

Calle Me falta un tornillo, en Arroyo de la Encomienda (Valladolid).
Calle Me falta un tornillo, en Arroyo de la Encomienda (Valladolid).

Finalmente, el 20 de diciembre de 2011 se inauguró la tienda Ikea situada en la calle Me falta un tornillo de Arroyo de la Encomienda, Valladolid.

Novedades catálogo de IKEA