El tocado floral de Letizia acapara todas las miradas en Suecia

La reina ha vuelto a confiar en Cherubina para este accesorio.
La reina Letizia, en Estocolmo
Jesus BrionesGTRES
La reina Letizia, en Estocolmo

La reina ha salido por completo de su zona de confort durante el primer encuentro con los reyes de Suecia en Estocolmo este miércoles. Los soberanos del país escandinavo han preparado una recepción en el Palacio Real para dar la bienvenida a Felipe y Letizia, que llegaron el martes a la capital para comenzar su viaje de Estado.

Para la ocasión, la consorte ha apostado por un complemento habitual en otras royals europeas, pero que Letizia apenas utiliza, el tocado. En concreto, la reina ha lucido un diseño tipo diadema en un color coral con motivos florales que sobresalen en uno de los laterales del tocado. Es el modelo Giulia de Cherubina, como ha confirmado la marca a través de sus redes, elaborado artesanalmente con seda en el taller de la firma.

Detalle del tocado de Cherubina.
Jesus BrionesGTRES
Detalle del tocado de Cherubina.

El tocado está disponible en la web de la firma desde esta mañana, cuesta 140 euros y puede comprarse en otros tres colores. No es la primera vez que la reina confía en Cherubina y en 2019 ya lució en Londres un tocado negro de su colección. En aquella ocasión también apostó por un vestido de esta marca sevillana que ha rescatado recientemente.

La reina lo ha combinado en el mismo tono que el vestido, una prenda de corte recto que no se ha podido apreciar bien a su llegada porque por encima Letizia se ha colocado una capa camel de Carolina Herrera. Es de sobra conocida la ‘obsesión’ de la reina por las capas y ya la vimos con un modelo de Hugo Boss en tono beige para recibir al presidente italiano la semana pasada.

La reina, en el Palacio Real de Estocolmo
Jesus BrionesGTRES
La reina, en el Palacio Real de Estocolmo

Para este miércoles, la consorte ha lucido una de bajo asimétrico y cuello de pelo. El resto de accesorios del look también son en camel, aunque el bolso de Carolina Herrera y los guantes de piel en un tono ligeramente más oscuro. Para los tacones, ha apostado por unos salones de ante.

Una vez dentro del Palacio Real sí hemos podido ver el vestido de la reina con todo lujo de detalles. Es un modelo de Carolina Herrera de falda recta, entallado al cuerpo con varias pinzas y con mangas acampanadas.

Letizia, con vestido de Carolina Herrera y tocado de Cherubina.
Jesus Briones/GTRES
Letizia, con vestido de Carolina Herrera y tocado de Cherubina.

Letizia no ha desempolvado grandes joyas, que reservará para la cena de gala de esta noche, y ha lucido unos discretos pendientes que tiene desde hace años.

Poco amiga de los tocados

En el vestidor de Letizia apenas se cuentan una decena de tocados, pero la etiqueta de la recepción organizada por los reyes suecos exigía el uso de este complemento. Cuando luce estos accesorios por cuestiones protocolarias, la reina suele recurrir a diseños tipo diadema como el que ha llevado este miércoles.

Es el caso de la diadema de terciopelo efecto turbante y de color rosa que eligió para la entronización de Naruhito de Japón en 2019. Un modelo de la sevillana Nana Golmar, que también diseñó la diadema XXL negra que llevó a los actos solemnes en enero de 2020 en Auschwitz. En aquella ocasión tenía el pelo recogido en un moño de bailarina y se la colocó por encima de las orejas, provocando que algunos expertos aseguraran que no se ajustaba del todo al protocolo.

Evolución de Letizia Ortiz