ECONOMÍA
07/08/2020 13:29 CEST | Actualizado 13/08/2020 10:20 CEST

El Tribunal de Cuentas detecta 425.000 euros en gastos irregulares de Unidas Podemos para las elecciones del 28-A

El órgano fiscalizador rechaza algunas de las facturas presentadas por la coalición de izquierdas de actos realizados en la campaña electoral.

Europa Press News via Getty Images
El vicepresidente segundo del Gobierno y secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, interviene enn un acto de la campaña de las elecciones gallegas en julio.

El cielo quizás se tome por asalto, pero no conviene hacer trampas en el intento. El Tribunal Cuentas ha detectado que la coalición Unidas Podemos incurrió en gastos irregulares por un total de 425.037,41 euros en las elecciones generales del 28 de abril, según el informe de fiscalización de contabilidades elaborado por este organismo y publicado este miércoles.

La alianza de izquierdas, formada entonces por Podemos, Izquierda Unida y Equo, gastó en total más de tres millones de euros en aquella campaña electoral, según la información remitida al Tribunal de Cuentas, y obtuvo 33 escaños. No se incluyen los gastos realizados por las confluencias —que obtuvieron 7 diputados de En Comú Podem y 2 de En Común— porque su contabilidad está separada. 

Esos más de 425.000 euros detectados por el Tribunal de Cuentas como gastos irregulares por parte de Unidas Podemos se dividen en tres apartados: gastos con justificación insuficiente o no justificados (133.100 euros), gastos prohibidos expresamente por la ley (1.120 euros) y gastos de naturaleza no electoral (290.727,41 euros).

Tribunal de Cuentas
Desglose de gastos por operaciones ordinarias de Unidas Podemos para las elecciones generales del 28 de abril.

Gastos no justificados: 133.100 euros 

La formación liderada por Pablo Iglesias incluyó en su contabilidad una factura que incluye gastos por valor de 133.100 euros que “no han sido debidamente justificados”, según explica el Tribunal de Cuentas en el apartado dedicado a Unidas Podemos en el informe.

“Solo ha identificado los actos en los que se han utilizado algunos de los diseños sin acreditar la efectiva participación del proveedor en los actos electorales, ni los medios humanos y materiales utilizados en los mismos”, señala el Tribunal.7

Gastos prohibidos por la ley: 1.120 euros

Unidas Podemos también ha incluido en su contabilidad gastos que están prohibidos por la ley. En concreto, la formación morada gastó 1.120 euros en propaganda electoral fuera del plazo establecido. 

La ley electoral española (LOREG) solo permite realizar este tipo de gastos durante los 15 días que dura la campaña electoral. “Difusión de propaganda electoral entre la fecha de convocatoria de elecciones y el inicio de la campaña electoral, lo que no está permitido por el artículo 53 de la LOREG”, explica el Tribunal. 

Al ser considerado un gasto prohibido por la legislación, el Tribunal de Cuentas lo ha considerado como no subvencionable. 

Gastos de naturaleza no electoral: 290.727,41 euros

Además de estos gastos no justificados, la coalición presentó gastos por operaciones ordinarias por un importe de 290.727,14 euros que no debían haber sido incluidos en la contabilidad de los comicios. “Cuyos conceptos no tienen la consideración de gasto electoral con arreglo a lo establecido en el artículo 130 de la LOREG”, explica el Tribunal. 

Al igual que ocurría en el caso anterior, estos gastos no han sido admitidos como susceptibles de ser financiados con las subvenciones que reciben los partidos tras las elecciones. 

¿Qué gastos son estos? La formación morada incluyó como gastos electorales la gestión de creación y difusión de mensajes electorales a través de mensajería instantánea. Se trató de trabajos de consultoría en redes, creación de grupos de WhatsApp con militantes y análisis de competidores, votantes e influencers, según la factura remitida al órgano fiscalizador que no ha sido considerada como publicidad. 

Unidas Podemos también habría incluido unos trabajos de asesoramiento para la constitución de la candidatura para presentarse a las elecciones que no habrían sido considerados como gasto electoral. 

Otro de los gastos descartados por el órgano fiscalizador está relacionado con la coalición y retirada de pancartas con el lema Vota Izquierda Unida Guadalajara. El Tribunal de Cuentas señala que no se consideraran gastos electorales aquellos gastos que no hagan referencia expresa a la denominación de la coalición.

La coalición se presentó a las elecciones del 28 de abril de 2019 en la provincia de Guadalajara con el nombre de Unidas Podemos y las siglas PODEMOS-IU-EQUO, como se puede ver en la papeleta en la página web de Izquierda Unida. Esta sería la denominación que tendría que haber aparecido en las pancartas para ser considerado gasto electoral. 

Izquierda Unida
Papeleta de Unidas Podemos en Guadalajara para las elecciones generales del 28 de abril.

Contratos con la empresa Neurona

El Tribunal de Cuentas también descarta dentro de estos gastos de naturaleza no electoral un trabajo de consultoría estratégico, al considerarlo un trabajo de carácter preparatorio que no puede ser considerado gasto electoral. 

Ante los requerimientos del órgano fiscalizador, Unidos Podemos remitió vídeos supuestamente elaborados por esta firma, pero que no convencieron al tribunal.  “Se aportaron vídeos y diseños publicitarios, no ha quedado suficientemente acreditada su efectiva elaboración por parte del proveedor”, explica el Tribunal.

El Tribunal de Cuentas también pidió a la coalición un presupuesto detallado en el que se desglosaran los distintos servicios prestados y el coste individual de cada uno de ellos de manera detallada. Sin embargo, Podemos remitió un contrato firmado el 6 de mayo, cuando ya se habían celebrado las elecciones generales del 28 de abril.

“La formación envió un contrato de prestación de servicios, por importe de 363.000 euros, firmado electrónicamente por las partes contratantes el 6 de mayo de 2019, habido sido emitida la factura correspondiente a dicho contrato el 5 de abril de 2019; en el contrato se recogen los mismos conceptos que se hacen constar en la factura presentada, sin valoración económica individualizada de lo contratado”, explica el Tribunal. 

Además, el Tribunal de Cuentas señala que esta empresa no se dedicaría a las actividades para las que fue contratada por Podemos. “De la información disponible resulta que la empresa proveedora fue objeto de inscripción constitutiva en el Registro Mercantil el 19 de marzo de 2019, no coincidiendo su objeto social con las prestaciones contratadas”, señala.

José Manuel Calvente, exabogado de Podemos, despedido tras una acusación de acoso sexual y laboral que ha sido archivada, ha asegurado que el Tribunal de Cuentas se refiere a la consultora Neurona. El periódico El Mundo vincula a esta empresa con el Gobierno de Venezuela y cuenta que realizó campañas como Las Cloacas del Estado.

Aquí puedes ver el informe completo del Tribunal de Cuentas sobre las contabilidades de los partidos en las elecciones del 28 de abril (el apartado dedicado a Unidas Podemos corresponde a las páginas 61, 62 y 63):

Photo gallery Pablo Iglesias haciendo cosas See Gallery