POLÍTICA
12/01/2022 08:01 CET | Actualizado 12/01/2022 08:32 CET

García-Page, sobre la polémica de Garzón: "Se va a pasar la vida sin poder pedir un filete"

El presidente castellano-manchego invita al ministro de Consumo a una cárnica para "quitarse el sambenito" tras el revuelo de sus palabras sobre las macrogranjas.

Europa Press News via Getty Images
Emiliano García-Page, durante su comparecencia de ayer en Madrid. 

El presidente de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García-Page, ha vuelto a referirse a la polémica de las macrogranjas, tras la entrevista en The Guardian del ministro de Consumo, Alberto Garzón (Unidas Podemos). Esta vez, con un mensaje jocoso contra el también coordinador federal de IU: lo ha invitado a visitar una cárnica en su comunidad para que se quite el “sambenito” de perseguidor de esa industria porque, si no, “se va a pasar la vida sin poder pedir un filete”. 

A preguntas de los medios tras mantener este martes en Madrid una reunión con la vicepresidenta primera del Gobierno de España y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, García-Page insistió en que su opinión es que Garzón “se ha equivocado en su apreciación” y mantuvo que “cuando uno mete la pata, lo que hay que hacer es sacarla”.

No obstante, señaló que las declaraciones del ministro son “una anécdota” que el ministro puede corregir “si quiere hacerlo” y le ha invitado a visitar una empresa cárnica de la región para darle la oportunidad de que “se quite el sambenito de encima”. “Cuando conozca cómo funcionan por dentro y cómo funciona la industria agroalimentaria, que es un ejemplo muy claro de lo que pasa en Aragón y Castilla y León, ya verán cómo el problema pasa a términos mejores”, enfatizó, tras recordar que tiene “una buena impresión personal del señor Garzón”. 

“Quiero invitarle personalmente a visitar conmigo una empresa cárnica en Castilla-La Mancha, porque sino veo que se va a pasar la vida sin poder pedir un embutido en un restaurante o un filete. Yo para que pueda hacerlo y se que  el sambenito de encima, porque tiene que conocer la industria cárnica de la comunidad autónoma que, como la de toda España, tiene unos niveles de calidad y garantía extraordinario”, añadió el barón socialista. 

“Se trata de darle la oportunidad de ver la industria, que es inmensa y da miles de puestos de trabajo”, dijo ironizando sobre qué menú le ofrecería al ministro en caso de visitar su región: “Ni carne ni pescado, pisto manchego”.

“Que cada uno pida lo que quiera: sushi, ser vegano, como si quiere hacer dieta de 20 horas, como hay gente que no come nada... Lo que no se puede discutir es la calidad, que es extraordinaria”, constató luego. “Lo que no vale es inventarse conspiraciones de lobbys. Esto es lo que es, tan sencillo como que la ganadería en España funciona bien y, si alguna empresa no funciona bien, que se diga, porque si no se hace un daño innecesario”, ha proseguido, apuntando que tiene “una buena impresión personal” del ministro pero defendiendo que “lo que no se puede discutir es la calidad”, que es “extraordinaria”.

García-Page también vaticinó en su comparecencia que “no va a llegar la sangre al río” en la relación entre PSOE y Unidas Podemos por este motivo, considerando “normal” que haya opiniones diferentes.

Anteriormente, el mandatario ya había dicho sobre Garzón que “cuando el diablo no tienen nada que hacer, mata moscas con el rabo” y que “se pueden decir tonterías en todos los idiomas y en todas las latitudes políticas”, pero que lo importante es rectificar. El ministro, anoche en La Sexta, se mostró sorprendido por la “ferocidad” de las palabras de dirigentes del PSOE como él.

Garzón opinó que Page “nunca estuvo de acuerdo” con que Unidas Podemos ocupara carteras ministeriales y le ha recordado que el propio Ejecutivo en Castilla-La Mancha ha impulsado anteriormente medidas contra las macrogranjas.

Photo gallery Alberto Garzón See Gallery