NOTICIAS
10/01/2021 10:00 CET | Actualizado 10/01/2021 14:56 CET

Los primeros trenes salen de Madrid pero el Gobierno recalca que "el peligro no ha pasado"

La nieve se hiela e impide la circulación de coches y autobuses. Trenes y aviones vuelven poco a poco a moverse.

GABRIEL BOUYS via Getty Images
Un hombre ayuda a quitar nieve cerca de la estación de Atochal, en Madrid, este domingo 10 de enero.

Los primeros trenes comienzan, poco a poco, a salir de Madrid tras  la histórica nevada de este sábado, según ha anunciado el ministro de Transportes, José Luis Ábalos. Pero el Gobierno ha recalcado que “el peligro no ha pasado”, porque el tupido manto blanco está empezando a helarse.

La previsión es que tras los copos llegue el frío helador. La primera gran ola de bajas temperaturas de 2021 dejará registros de hasta -10 grados en el centro de España durante la próxima semana. “El peligro no ha pasado”, ha advertido el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Ábalos ha asegurado que desde las 14.00 horas están saliendo algunos trenes con origen Madrid. hacia Santander, Málaga y Ferrol. Además, el Ejecutivo espera que se pueda abrir el aeropuerto de Barajas gradualmente a lo largo de la tarde.

Ábalos ha comparecido tras la reunión del Comité Estatal de Coordinación y Dirección del sistema nacional de Protección Civil que ha presidido el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y en la que se han evaluado los efectos del temporal Filomena.

Todas las líneas de alta velocidad están ya despejadas, salvo unos 200 kilómetros de la red en la provincia de Zaragoza, donde más nieve ha caído en las últimas horas. En Barajas la actividad volverá esta tarde después de que se haya conseguido despejar dos de sus pistas.

Ábalos ha explicado que, por el momento, regresarán a sus bases los aviones que fueron desviados este viernes y el sábado por la tormenta de nieve, y luego el resto de operaciones de una forma progresiva. 

La Comunidad de Madrid y el resto del centro peninsular se ha despertado este domingo cubierta por un 

Mientras, la capa blanca que cubre media España, con Madrid como epicentro, impide la circulación de coches y autobuses. Los pocos que se puedan ver en la calle, están obligados a circular con cadenas.

El alcalde madrileño, José Luis Martínez-Almeida, ha advertido de que la ciudad no recuperará al 100% la movilidad hasta finales de la próxima semana. La capital está tan afectada, que el regidor sopesa pedir al Gobierno que declare Madrid como zona catastrófica, un término que, según ha aclarado Grande-Marlaska ya no existe como tal.

La propia presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha pedido ayuda a los madrileños, a quienes ha dado dos opciones: o ayudas a “despejar rampas, portales y demás” o “quédate en casa”. Para ello, siempre extremando las precauciones y la seguridad, la lideresa regional ha conminado a liberar de nieve y hielo los accesos a portales y viviendas. Además, piden no utilizar el vehículo particular, y en caso de ser hacerlo, usar cadenas.

Aena informó este sábado de que el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas mantendría suspendidas las operaciones al menos hasta la tarde de este domingo, “cuando podrían retomarse de forma gradual” y siempre en función de cómo evolucione la situación meteorológica.

Durante la noche del sábado, los trabajadores del aeropuerto despejaron de nieve dos de las cuatro pistas y esta madrugada, la UME ha colaborado en el despeje de estacionamiento de aeronaves.

Los militares continúan colaborando esta jornada. Las labores de limpieza en las pistas son mucho más estrictas que en una carretera convencional, por razones de seguridad aeronáutica. Si las condiciones meteorológicas no empeoran y las labores de limpieza avanzan a buen ritmo, la intención es que los aviones desviados este sábado vuelvan a su base en Madrid para poder operar a partir del lunes.

El sábado, había unas 400 operaciones previstas, pero ninguna prosperó: se cancelaron 381 y se desviaron una veintena. Este domingo, había 283 operaciones previstas. Y ya se han cancelado cerca de 100. Iberia ha anunciado la cancelación de sus vuelos para esta jornada y AirEuropa la inmensa mayoría de ellos.

En este momento, en los terminales 1 y 4 continúan alrededor de 600 pasajeros, a quienes desde el viernes se ha suministrado mantas y bebida caliente. Muchos de ellos han recibido ofrecimientos de alojamiento por parte de las aerolíneas, pero han preferido esperar en el aeropuerto. Aena ha habilitado espacios para familias y pasajeros con necesidades especiales.

Cercanías permanecerá interrumpido hasta el mediodía y se irá abriendo de forma gradual según avance la jornada

Metro de Madrid funciona con normalidad, excepto en algunos tramos de la línea 10, entre las estaciones de Tribunal y Casa de Campo. También ha problemas en la línea 1 de Metro Ligero, entre las paradas de Las Tablas y Virgen del Cortijo.

Cercanías Madrid ha informado a primera hora de la mañana de que el servicio permanecerá interrumpido hasta el mediodía y que se irá abriendo de forma gradual según avance la jornada. Además de Cercanías, continúan suspendidos todos los servicios de larga y media distancia con origen y destino Madrid. Tampoco están operativas las conexiones del Norte y del Sur con Cataluña y el levante.

Pasadas las 14.00, el ministro de Movilidad, Transportes y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha anunciado que Madrid ha recuperado ya el servicio ferroviario de largo recorrido. Los trenes de la capital saldrán hacia varios puntos de España, como Santander, Ferrol o Málaga, pero se mantiene cerrado el corredor nordeste, que por ejemplo conecta Madrid con Barcelona.

El único corredor ferroviario operativo es el del Mediterráneo. Después de una noche intensa de trabajo se han conseguido arreglar las instalaciones en las estaciones de Atocha y Chamartín, que se vieron afectadas por la nieve y las bajas temperaturas.

En los grandes corredores de alta velocidad se han logrado subsanar los problemas por la mejora en el clima, excepto en la línea de Barcelona, donde no ha dejado de nevar. El ministerio de Transportes asegura que es “optimista” en la recuperación de los grandes ejes de Cercanías, aunque sostiene que “hay que esperar a la exploración de los corredores”.

En cualquier caso, la recuperación de los servicios transporte será gradual debido a la borrasca. Y cualquier atisbo de puntualidad en los desplazamientos se antoja casi una quimera. Por el momento, el transporte por carretera sigue siendo es el más afectado, pues en la Comunidad de Madrid no funcionan los autobuses urbanos e interurbanos del Consorcio Regional de Transportes. Tampoco los buses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de la capital.

Sin conductores atrapados

Ya no quedan conductores atrapados por el temporal en las carreteras de la región, pero medio millar de personas ha tenido que pasar la noche en distintas dependencias municipales, atendidas por los servicios de emergencias regionales, ya que no tenía posibilidad de regresar a sus casas tras ser rescatados de sus vehículos.

Las autoridades han pedido a los madrileños que eviten todos los desplazamientos que no sean absolutamente imprescindibles mientras los efectivos de la Comunidad, de los ayuntamientos y la Unidad Militar de Emergencias (UME) se afanan en limpiar la alfombra de nieve para evitar que se hiele y poder retomar la actividad cotidiana cuanto antes.

La prioridad es garantizar el acceso a los hospitales e ir abriendo carriles para circular por las principales vías de la región o por las calles de los municipios. Los sanitarios se están enfrentando, una vez más, a un reto en plena tercera ola de la pandemia del coronavirus. En las últimas 24 horas, numerosos hospitales de la región han tenido que habilitar espacios para que los profesionales pudieran descansar, pues el personal de recambio no ha podido llegar por culpa de la peor borrasca de los últimos 50 años. 

Los efectivos de la Comunidad, de los ayuntamientos y los militares se afanan en limpiar la alfombra de nieve

Precisamente para ayudar a los ciudadanos a llegar a los centros sanitarios, el Ejército del Tierra participa con sus ambulancias en el traslado de enfermos a diversos hospitales de la Comunidad de Madrid con ocho transportes sanitarios de soporte vital básico y soporte vital avanzado, que colaboran con los servicios de emergencias y sanitarios de la Comunidad de Madrid.

En estos últimos dos días se ha esparcido en la región para hacer frente al temporal Filomena el 30 % de la sal y la salmuera de la que se esparce “en un año normal” por todo el país.

Garantizada la atención a los mayores en las residencias

En los centros residenciales de la Comunidad de Madrid, las principales dificultades, según informa el Ejecutivo regional siguen relacionadas con los problemas de los trabajadores para acceder a sus puestos por culpa de la nieve y el hielo. Eso sí, el Gobierno madrileño asegura que la atención está garantizada gracias a los profesionales que permanecían en los centros.

La Comunidad recuerda que se ha suspendido hasta el miércoles la actividad presencial en atención diurna y temprana, tanto para mayores como para personas con discapacidad, lo que afecta a los 42 centros de atención temprana que prestan servicio a menores de hasta seis años con discapacidad o problemas de desarrollo, a loa 153 centros de día para mayores repartidos por toda la región, a los 185 centros de día y ocupacionales para personas con discapacidad y a los 126 centros para personas que padecen enfermedad mental.

Más de 6.000 llamadas al Summa

El centro de coordinador del Summa 112 recibió este sábado 6.100 llamadas, de las que 2.700 fueron atendidas por un profesional médico. Es más, este domingo se han tenido que incorporar dos helicópteros que ya pueden volar para atender a quien lo necesite por los problemas de las ambulancias para desplazarse por la región.

Una de estas aeronaves ya ha comenzado con un servicio de traslado de una persona de Brea de Tajo que requiere diálisis. De hecho, la atención y traslado de pacientes que tienen que recibir diálisis sigue siendo prioritario, por lo que se está recibiendo apoyo de la UME.

Photo gallery La capital, ante la mayor nevada en décadas See Gallery

GIBOBS PARA EL HUFFPOST