POLÍTICA
11/03/2020 09:07 CET | Actualizado 11/03/2020 09:21 CET

Puig, tras aplazar las Fallas: "Lo más importante es la salud pese a las pérdidas económicas y lo sentimental"

El presidente de la Generalitat cifra en más de 700 millones las pérdidas y reconoce que no se puede vaticinar una fecha.

EFE
El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig

 “Lo más importante es la salud pese a las pérdidas económicas y lo sentimental”. El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha reconocido este miércoles -en la Cadena Ser- que el aplazamiento sin fecha de las Fallas ha sido “una decisión muy difícil”, pero que después la expansión del coronavirus en Madrid “atendimos a la voluntad de los expertos”.

“Pensábamos que se podían conciliar las fiestas de las Fallas, pero hemos visto que no era posible”, ha reconocido Puig, que ha resaltado que “la salud está por encima de la economía o razones sentimentales”.  

Puig, quien ha calculado que la suspensión supone más de 700 millones de euros de pérdidas, ha explicado que “no solo son las Fallas, es también una derivada en el turismo o en los viajes del Imserso, que ponen en peligro miles de puestos de trabajo”. Además, ha puesto el foco en que el principal emisor de turistas a Valencia es Italia, el país más afectado por el coronavirus en Europa. 

Epidemia bajo control 

No obstante, el presidente de la Generalitat ha destacado que hasta ahora la epidemia en Valencia está bajo control, pero que un evento como las Fallas “tiene una presencia de personas muy importante, y había que tomar los criterios técnicos”.

“Pensamos que en el futuro se puedan aplazar, pero ya depende también de ayuntamientos y falleros”, ha planteado Puig, antes de sentenciar que no se puede vaticinar una fecha: “Hay que ver la evolución de la enfermedad”. 

“Es cierto que es doloroso, porque hay gente que ha trabajado todo el año, con mucha ilusión por estas fiestas que es mucho más que un evento, que tiene que ver con los sentimientos”, ha reiterado Puig, quien ha matizado que “las vacaciones se van a mantener, mientras el Ministerio de Sanidad no indique lo contrario, porque todos los profesionales tienen planteado su calendario y no se puede alterar”. 

Las vacaciones escolares que se habían fijado en la ciudad de Valencia por las Fallas y en Castellón por las fiestas de La Magdalena suponen que no haya clase la semana del 16 al 20 de marzo”.

“Esta es una batalla que la vamos a ganar, pero la tenemos que ganar todos juntos y asumiendo cada uno su responsabilidad”, ha sentenciado Puig.