Sangre color caca

Lo que pensaría una extraterrestre de la menstruación.
Cyclo.
Cyclo.

Si vinieran los extraterrestres y aprendieran sobre nosotros a través de los anuncios…¿qué crees que descubrirían? Aparte de que somos siempre felices, quizá que las humanas tenemos sangre azul. Y que necesitamos compresas y tampones para absorber esta sangre azul que normalmente sale de una pipeta.

Imagínate a una extraterrestre pegándose una compresa en la mano o introduciéndose un tampón en el hueco de los dedos… exactamente como sale en los anuncios.

¿Y si esa extraterrestre es una preadolescente? Una niña que se acaba de encontrar con su cuerpo, que recibe su primera menstruación sin tener ni idea de qué va eso. ¿Qué pensaría nuestra pequeña extraterrestre?

Recuerdo que la primera vez que me bajó la regla pensé que me había cagado. Literal. Eso que había en mis bragas no era ni rojo como la sangre de las películas ni mucho menos azul como en los anuncios. Era una mancha espesa de color marrón. Y me dio corte, mucho corte.

La verdad es que cuando grabé la versión en audiolibro de CYCLO: Tu menstruación Sostenible y en positivo (mi hijo libro) me morí de vergüenza. Estaba en el estudio y el técnico de sonido ahí escuchando atentamente toda mi vida menstrual. Seguramente él lo pasó peor que yo… pero cada vez que me oigo a mí misma (te dejo aquí una muestra) me da entre vergüenza, pena y rabia. Por no saber, por no entender.

“¿Una propuesta? Mira tu sangre. Sí, sí, mírala”

La sangre menstrual es una fuente de información valiosísima, entre otras cosas porque su color va cambiando; a lo largo del ciclo y a lo largo de la vida. Nos va contando si hay endometrio “viejo” (sangre marrón oscura), si tenemos niveles bajos de estrógenos (rosita), nos avisa con color grisáceo si existe alguna infección o alteración… Hay muchísimo que podemos aprender de nuestra sangre, no solo el color, si no de cómo usarla.

Tan importante es su color que incluso PANTONE sacó este pasado 2020 el color “rojo periodo”; hubiera tenido que aclarar que era rojo periodo sano tirando a exagerado pero al menos ya es algo.

¿Una propuesta? Mira tu sangre. Sí, sí, mírala. Si usas la copa menstrual o compresas de tela, te resultará más fácil. El color que ves es el que hay. ¿A quién no le ha sorprendido alguna vez la intensidad que tiene el color de nuestra sangre? Es preciosa. Si usas desechables tradicionales (los del súper vaya) te resultará un poco más difícil saber el color real de tu sangre menstrual. ¿Sabías que el gel superabsorbente que ponen en compresas y tampones es azul para neutralizar el color de la sangre? No vaya a ser que nos asustemos…

Mira tu sangre y observa cómo va cambiando su color a lo largo del ciclo. Y habla de ello e incluso enséñalo, para que nuestras niñas extraterrestres no se sientan en la incómoda situación de pensar que se han cagado encima cuando la realidad es que se han encontrado con su primera menstruación.

Espero de verdad que este 2021 vea al fin en nuestro país un anuncio con sangre menstrual realista y con productos menstruales que al menos se pongan en las bragas (y no pegadas a modo palas en las manos)... Creo que ya va siendo hora.

Ahí mi deseo para 2021…¿crees que se cumplirá?