Life

Tener buenas amistades reduce el riesgo de demencia senil

El ejercicio de hablar, memorizar y emocionarse mantiene tu cerebro "conectado".
Amistad entre personas mayores
Amistad entre personas mayores

Las amistades son un regalo en nuestra vida. No tiene precio el poder contar con alguien que te escuche cuando estás con el ánimo bajo, que te acompañe al médico o simplemente te preste algunos euros cuando estás necesitado.

Además, los buenos amigos pueden contribuir a reducir el riesgo de demencia senil de mayores.

Visitar a los amigos frecuentemente

En Reino Unido, un estudio con 10.000 participantes durante 30 años ha demostrado que los sexagenarios que están frecuentemente con los amigos reducen en 12% el riesgo de tener demencia senil después. Los que visitaban a sus amigos una vez cada varios meses o solo visitaban a parientes no experimentaban ese efecto —solo funcionaba cuando era con los amigos—.

Se explica por el ejercicio de hablar, memorizar y emocionarse con las amistades, lo que aumenta la reserva cognitiva. Mantiene tu cerebro “conectado”.

El estilo de vida es clave

Aunque otros estudios previos habían obtenido resultados similares, en este caso se trata de una amplia cohorte de población.

Hay que tener en cuenta que el estudio no tuvo en cuenta algunos aspectos, como por ejemplo las personas que sufrían depresión o tenían dificultades para oír bien porque se sabe que estos factores inducen al aislamiento por añadidura.

“Algunos cuidadores de Centros de Día para personas mayores me han comentado que los que acuden recuperan años de vida. Y también le dan más vida a los años”

Un aspecto curioso es que el efecto beneficioso más significativo era a los 60 más que a los 50 o a los 70, aunque los científicos lo explican por los valores estadísticos, más que por una relación real con ser sexagenario.

El profesor Ballard, uno de los investigadores del estudio, afirma que “al menos el 35% de los casos de demencia senil se explican por el estilo de vida y este factor puede ser reversible como medicina preventiva”.

10 maneras de ejercitar tu cerebro

Centros de encuentro

A veces las personas mayores se encuentran en circunstancias de soledad por la pérdida de su pareja sentimental. En esta situación puede ser una auténtica válvula de oxígeno y preventiva de enfermedades mentales.

Yo suelo con frecuencia dar charlas en Centros de Día de mayores. Allí hacen trabajos manuales, salidas al campo, encuentros para juegos de mesa o simplemente para charlar un rato.

Algunos cuidadores de estos centros me han comentado que las personas que acuden recuperan años de vida. Y también le dan más vida a los años.

Para saber más, visita mi blog: www.raquelmarin.net