BLOGS
11/04/2019 07:32 CEST | Actualizado 11/04/2019 07:32 CEST

Transformación de las organizaciones: 5 claves

phototechno via Getty Images

Para poder sobrevivir en el tiempo y mantener un alto nivel de eficiencia y competitividad, toda organización debe realizar un análisis constante a nivel interno y externo para conocer en qué punto se encuentra en relación con el entorno. Un entorno al que muchos califican en la actualidad como “VUCA”, ya que presenta cuatro rasgos que se refieren a la adaptación al cambio: la Volatilidad (Volatility), la Incertidumbre (Uncertainty), la Complejidad (Complexity) y la Ambigüedad (Ambiguity).

Diseñar e implantar un plan de transformación en cualquier tipo de organización (pública o privada, startup, pyme o gran empresa) no es tarea fácil, sino que requiere de tiempo, del conocimiento adecuado, de los profesionales mejor cualificados y de un modelo de cambio correctamente estructurado. De lo que no hay duda es de que, hoy en día, las empresas tienen que encaminarse hacia sus clientes, la flexibilidad, la gestión práctica, la reducción de la burocracia, la transparencia, la ética, la seguridad jurídica y la RSC; vislumbrando siempre los desafíos y las oportunidades de crecimiento.

Con el fin de que toda organización pueda obtener un resultado satisfactorio de su proceso de transformación, recomiendo 5 claves a tener en cuenta:

  1. Diseñar una estrategia ágil y flexible que se centre, primero y ante todo, en el cliente, luego en el cambio cultural de la plantilla y colaboradores, después en la transformación del modelo de negocio, para finalizar con la posible incorporación de nuevas tecnologías.
  2. Volver a poner el foco de la organización en el cliente. La empresa debe situar al cliente en el centro de sus decisiones. El cliente fue siempre y será el punto inicial y último del éxito de una empresa. Esa base a la que tenemos que regresar: saber escuchar al cliente; hacerle sentir cercanía; facilitarle el acceso a nuestros productos y servicios (y aquí sí que hay ya herramientas tecnológicas potentes), interpretar sus opiniones; poner en marcha cambios en función de sus demandas y exigencias. En definitiva, tiene que ser parte nuclear de la compañía.
  3. Cambiar de valores y de cultura en las organizaciones. Todo a nuestro alrededor se ha visto sometido a un cambio trepidante: el ser humano, las relaciones sociales, la tecnología, las comunicaciones,… Hemos cambiado, en los últimos años, nuestros hábitos de comunicación y de relación en nuestra familia y en nuestros círculos de amigos. En una sociedad VUCA, cómo no vamos a necesitar modificar también los hábitos, creencias, valores y comportamientos en las organizaciones.
  4. Transformar el modelo de negocio de la organización. Se dice que los cambios siempre suelen ser para bien. Por ello, iniciar un proceso de transformación organizacional puede abrir muchas nuevas oportunidades para, por ejemplo, generar nuevas líneas de ingresos y/o diversificar; crear servicios recurrentes; ofrecer suscripciones o, desarrollar nuevas plataformas con socios o aliados.
  5. Introducir la tecnología disponible que apoye la estrategia definida. Nunca antes en nuestra historia habíamos vivido un avance de tal calibre a nivel tecnológico. Las nuevas tecnologías presentan algunos resquicios todavía en cuanto a privacidad y seguridad pero aportan unas ventajas inigualables para la relación y entendimiento con el cliente y para la optimización de procesos en las compañías. ¿Por qué no hacer uso de ellas entonces? No obstante, aunque podamos incorporar grandes avances, mi consejo es procurar acompasar su entrada y desarrollo a los cambios de cultura y de modelo de negocio.

Uno de los modelos de gestión que apuesta por la transformación organizacional como estrategia de sostenibilidad a largo plazo es el Modelo EFQM de Excelencia, que ofrece un marco de referencia para la gestión y la optimización de las decisiones estratégicas de cualquier compañía. De hecho, este Modelo se encuentra en proceso de reinvención tras constatarse que es necesario introducir nuevos parámetros de gestión acordes al entorno actual. Está previsto que el nuevo Modelo se dé a conocer a finales de este mismo año.

Desde el Club Excelencia en Gestión impulsamos la transformación de las organizaciones apoyándonos en nuestro Sello de Excelencia EFQM, para que éstas se transformen a través de una gestión excelente, innovadora y sostenible, con el fin último de crear una sociedad mejor. Una gestión que no podrá llevarse a cabo sin la involucración de todas las personas que forman parte de una organización. Por mucho que contemos con un buen modelo, con las últimas tecnologías o con un plan de negocio óptimo, si no se produce la interiorización del cambio a lo largo y ancho de la organización, será imposible un cambio real.

Determinar los retos y desafíos del presente y del futuro para poder anticiparse y adaptarse con éxito a ellos es algo indispensable, pero esta transformación hacia la flexibilidad necesita de un modelo estructurado de gestión.

 

Síguenos también en el Facebook de El HuffPost Blogs

ESPACIO ECO