El plan de 2.300 millones de euros de un país de la OTAN para evitar que Rusia extienda el conflicto

El plan de 2.300 millones de euros de un país de la OTAN para evitar que Rusia extienda el conflicto

"Hemos comenzado a trabajar intensamente en una fortificación moderna que se construirá a lo largo de toda la frontera oriental de Polonia", ha declarado Tusk. 

Un cartel cerca del triángulo fronterizo de Polonia con Rusia y Lituania.Fabian Sommer/picture alliance via Getty Images

El primer ministro de Polonia, Donald Tusk, confirmó que las fuerzas de seguridad del país están planificando el despliegue de refuerzos adicionales en la frontera oriental del país ante la creciente presión de la vecina Bielorrusia. Durante una visita a Karakule, en la frontera entre ambos países, Tusk habló de una "migración organizada" procedente de Bielorrusia, y de la creciente amenaza que supone la guerra de Rusia contra Ucrania.

"Hemos comenzado a trabajar intensamente en una fortificación moderna que se construirá a lo largo de toda la frontera oriental de Polonia", declaró Tusk durante su visita, en la que recordó que "la frontera este del país es la frontera exterior de la OTAN".

En el verano de 2022, Polonia aseguró las secciones terrestres de su frontera de 418 kilómetros con Bielorrusia con una valla de 5,5 metros y un sistema de vigilancia electrónica, después de que grupos de inmigrantes fueran llevados a la zona en lo que tanto Polonia como la OTAN describieron como un intento orquestado por Minsk para socavar la seguridad en la UE.

El Ministro de Defensa polaco, Wladyslaw Kosiniak-Kamysz, aseguró recientemente que su país construiría búnkeres y trincheras en su frontera con Bielorrusia y el enclave ruso de Kaliningrado.

Para ello, Polonia invertirá alrededor de 2.300 millones de euros. "Polonia está invirtiendo unos 2.500 millones de dólares para aumentar la seguridad y la disuasión a lo largo de su frontera con Rusia y Bielorrusia", dijo Tusk. Además, reveló que el proyecto Eastern Shield, que incluye la construcción de fortificaciones militares, ya ha comenzado. 

Infiltrados
Un proyecto de Ikea

Las relaciones entre Polonia, un Estado miembro de la UE y la OTAN, y la autoritaria Bielorrusia, aliada de Moscú, han sido tensas durante algún tiempo. Polonia es uno de los apoyos militares más importantes de Ucrania, que está bajo ataque de Rusia, y tanto Varsovia como UE han acusado al presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, de trasladar sistemáticamente a inmigrantes de regiones en crisis a la frontera exterior de la UE desde 2021 para ejercer presión sobre Occidente.