Reino Unido cae en la trampa de Rusia y es acusado de "pagar" su guerra contra Ucrania

Reino Unido cae en la trampa de Rusia y es acusado de "pagar" su guerra contra Ucrania

Un vacío legal en las importaciones de petróleo refinado tiene la culpa. 

Rishi Sunak, en la London Screen Academy de Londres en una charla sobre crecimiento económico.Kirsty Wigglesworth / Getty

Cortar los lazos con un país con el que se movían tantos millones, como Rusia, no es fácil. Las alianzas entre Occidente y Moscú eran fuerte antes de la invasión de Ucrania y la imposición de sanciones y el alejamiento de los recursos y negocios con el Kremlin y las empresas de la Federación han llevado a una desconexión que no siempre es perfecta ni total. 

Ahora se sabe que Reino Unido ha sido acusado de "ayudar a Rusia a pagar su guerra contra Ucrania" al seguir importando cantidades récord de petróleo refinado de países que procesan combustibles fósiles del Kremlin.

Los datos gubernamentales analizados por el sitio de noticias medioambientales Desmog muestran que las importaciones de petróleo refinado de India, China y Turquía ascendieron a más de 2.500 millones de euros en 2023, el mismo valor récord que el año anterior, frente a 505 millones en 2021.

Rusia es el mayor proveedor de petróleo crudo de India y China, mientras que Turquía se ha convertido en uno de los mayores importadores de petróleo ruso desde que el Kremlin lanzó su invasión de Ucrania en febrero de 2022.

Esto se produce en un momento en que Rusia apunta cada vez más a la infraestructura energética de Ucrania, donde sólo unas pocas centrales eléctricas importantes aún no han sido dañadas o destruidas. Los políticos del Reino Unido han estado presionando a Estados Unidos para que apruebe 69.000 millones en ayuda militar para Ucrania, que finalmente fue aprobada el 20 de abril . El secretario de Asuntos Exteriores del Reino Unido, David Cameron, ha estado abogando por que los activos rusos congelados se utilicen en el esfuerzo bélico de Ucrania.

En respuesta a la invasión de 2022, los aliados de Ucrania se comprometieron a desinvertir en el petróleo y el gas rusos. El Reino Unido prohibió oficialmente la importación de productos petrolíferos rusos a partir del 5 de diciembre de 2022. Sin embargo, una laguna jurídica ha permitido que el petróleo ruso siga fluyendo hacia el Reino Unido.

Mientras el petróleo ruso se refine en otro país, ya no se considera que se origine en Rusia, lo que le permite evadir la prohibición comercial. Como resultado, el petróleo ruso se vende a países aliados para su procesamiento antes de exportarlo al Reino Unido.

El grupo de campaña Global Witness ha llamado a esto un proceso de “lavado” que está socavando la resistencia de Ucrania a Rusia. El valor del petróleo refinado exportado desde la India al Reino Unido ha aumentado drásticamente desde la invasión rusa de 2022: casi se ha triplicado, hasta los 1.700 millones de euros. 

Lela Stanley, investigadora principal de Global Witness, dijo a The Guardian: “Millones de barriles de combustible elaborado a partir de petróleo ruso continúan llegando al Reino Unido. Sólo el año pasado, este comercio valió más de 100 millones de libras esterlinas para el Kremlin. No se equivoquen: hasta que el gobierno cierre este vacío legal, Gran Bretaña está ayudando a Rusia a pagar su guerra contra Ucrania.

"¿Las buenas noticias? Podemos arreglar esto. El Reino Unido debería actuar ahora para prohibir la importación de combustibles elaborados a partir del petróleo ruso y demostrar que su apoyo a Ucrania es sincero", sostiene.

Global Witness ha estimado que a lo largo de 2023, se importaron al Reino Unido alrededor de 5,2 millones de barriles de productos petrolíferos refinados producidos a partir de petróleo crudo ruso, y el combustible para aviones representó la mayor parte de las importaciones (4,6 millones de barriles). Se ha estimado que se ha utilizado combustible relacionado con Rusia en uno de cada 20 vuelos del Reino Unido.

Los registros del gobierno del Reino Unido muestran que las importaciones directas de petróleo desde Rusia cayeron de 1.700 millones de euros en el primer trimestre de 2022 a cero el año siguiente. Esto provocó un aumento de las importaciones de combustibles fósiles procedentes de petroestados autoritarios . El Reino Unido gastó 22.400 millones en importaciones de petróleo y gas desde Argelia, Bahréin, Kuwait, Libia, Qatar, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos en el año hasta marzo de 2023, un aumento del 60% con respecto al año anterior.

Global Witness descubrió que la UE importó 130 millones de barriles de refinerías que procesan petróleo crudo ruso en 2023. El grupo de campaña estimó que estas compras probablemente habrían aportado 1.100 millones de euros  al Kremlin en ingresos fiscales. 

Rusia es ahora el mayor proveedor de petróleo crudo de China, y el volumen de comercio aumentó un 24% en 2023 en comparación con el año anterior. Las compras de petróleo y gas por parte de China e India han ayudado a estabilizar la economía rusa, que se contrajo solo un 2,1% en 2022, considerablemente menos que el 12% previsto.

Infiltrados
Un proyecto de Ikea

Un portavoz del Departamento de Seguridad Energética y Net Zero dijo al citado diario británico: “Después de la invasión ilegal de Ucrania por parte de Putin y la utilización de la energía como arma, tomamos medidas inmediatas para poner fin a todas las importaciones de combustibles fósiles rusos, incluida una prohibición del petróleo y sus productos que entró en vigor en diciembre. 2022. Además de proporcionar pruebas de que los productos no son de origen ruso, los importadores ahora deben incluir el país del último envío para garantizar que el petróleo de Rusia no se desvíe a través de otros países. Desde que entró en vigor la prohibición no se ha importado petróleo ni productos petrolíferos rusos al Reino Unido”.