Un experto en la OTAN pronostica un fin cercano de la guerra con trágico desenlace

Un experto en la OTAN pronostica un fin cercano de la guerra con trágico desenlace

"Esta ya no es una amenaza que Occidente pueda ignorar. Debemos actuar ahora para evitar el estallido de otra guerra mundial", sostiene el coronel Hamish de Bretton-Gordon, especialista en armamento químico. 

Vladimir Putin, durante una intervención ante el G-20.EFE/EPA/MIKHAEL KLIMENTYEV / SPUTNIK / KREMLIN POOL MANDATORY CREDIT

Los avances de Rusia en su invasión de Ucrania, los mayores en año y medio, no sólo preocupan en Kiev, sino también en sus aliados occidentales. Se multiplican las voces que alertan de una internacionalización de la contienda, bien porque sea necesario enviar más material ofensivo a Ucrania para que se defienda, con armas que hasta ahora no se han querido tocar, o bien porque Moscú acabe cumpliendo con sus amenazas de atacar al entorno de su adversario, aunque sea territorio OTAN y UE.

Entre las voces que han alertado del peligro está el primer ministro de Reino Unido. Richie Sunak, que en su debate del estado de la nación dijo que el mundo es un lugar muy peligroso y hay que mejorar las capacidades del país para que esté a la altura del reto. A sus palabras ha respondido en el diario The Telegraph un veterano militar, el coronel Hamish de Bretton-Gordon, especialista en armamento químico. Y su lectura es aún más seria: "Tiene razón en cuanto a la amenaza, pero todavía tiene que comprender que una manera de enfrentarla es invirtiendo fuertemente en nuestra disuasión militar convencional física y psicológica", dice.

"Las señales que salen de Moscú están lejos de ser alentadoras", destaca. Sostiene que el Kremlin trata de garantizar que la economía "esté en pie de guerra total" y sea "capaz de enfrentarse a la OTAN y sobrevivir en los campos de batalla y en los parlamentos de Europa". Un proceso que no está por pensar, sino en marcha, destaca. "Si (Donald) Trump llega al poder, es posible que sólo tenga que mantenerse firme hasta enero de 2025. No más", destaca, ante los cambios posibles en la Casa Blanca en las elecciones del próximo noviembre. 

"Rusia parece estar logrando avances significativos hacia la segunda ciudad (más importante de Ucrania), Jarkov, posiblemente sorprendiendo a los defensores y sin duda tratando de desequilibrar al ejército ucraniano antes de que llegue en gran número el armamento pesado estadounidense y los F16", expone. "El Servicio de Seguridad de Ucrania cree que las fuerzas rusas también se están concentrando en el noreste para otro ataque a Ucrania", constata también. En el peor de los casos, apunta, "Rusia podría lograr avances significativos este verano y perturbar de forma terminal la defensa de Ucrania". 

El hecho de que el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, haya anulado sus visitas a España y Portugal "subraya la gravedad de la situación actual para aquellos líderes occidentales que no prestan atención", indice el militar.

Bretton-Gordon escribe en términos duros ante la lentitud occidental. "La indecisión y la dilación de Estados Unidos y la OTAN han ayudado a fortalecer a Putin y le han dado la confianza para pasar a la ofensiva", denuncia. "Putin no parece dejarse intimidar por el liderazgo occidental y cree que muchos de nuestros políticos no están preparados para la lucha", además. 

Aunque estar en la cabeza de Putin es imposible, "pocos de los que estudian este conflicto creen que Putin se detendrá en Ucrania: por lo tanto, para evitar una escalada importante entre Rusia y la OTAN, Ucrania debe prevalecer. Eso sólo sucederá ahora con el apoyo directo e indirecto de la OTAN", recuerda ante los templados.

La Alianza Atlántica, a su entender, "debe planificarse para el peor de los casos, en el que Rusia rompa la línea y ataque a Occidente a gran velocidad y deba ser bloqueada". Es mucho mejor, a su entender "bloquear" a Rusia en Ucrania "que en suelo de la OTAN," pero esto puede requerir soldados en el aire y en el terreno, un tabú del que ha empezado a hablar el presidente de Francia, Emmanuel Macron, generando un enorme ruido. 

Como mínimo, si no despliega tropas, debe lanzar "una amenaza genuina de tal acción", ahonda. "Demasiados líderes occidentales lo han descartado, lo que sólo ha envalentonado a Putin; En este punto, el presidente Macon tiene razón. Ahora deben declararlo dentro para cambiar el pensamiento y el enfoque de Putin. También debemos planear derribar misiles y drones rusos que atacan ciudades ucranianas como hicimos con los iraníes que atacaban ciudades israelíes", defiende.

"Putin no ha hecho nada para ocultar sus objetivos. Sin embargo, mientras convierte las fábricas de tractores en líneas de producción de tanques, Occidente está más preocupado por el cambio climático, el wokismo y las elecciones. Nada de lo cual impedirá otra guerra mundial. A la larga, estamos planeando, a regañadientes, gastar el 2,5% del PIB en defensa; sin embargo, Rusia está gastando más del 6%. Esta guerra nos ha demostrado una vez más que la masa realmente importa, y eso no lo tenemos nosotros, pero Rusia sí lo tiene con creces", concluye en su columna en el diario británico.

Ante quienes no ven la guerra como una posibilidad "realista", les recuerda que "nuestros antepasados pensaron lo mismo en 1939". "Si no hubiéramos renunciado a nuestra disuasión defensiva después de la Primera Guerra Mundial, Hitler no se habría envalentonado tanto para atacar, pero le estamos dando a Putin la misma ventaja", denuncia.

Si los políticos se equivocan en esto ahora, avisa, "sus elecciones más adelante este año pueden no tener sentido, ya que todos nos dirigimos a los centros de reclutamiento en lugar de a los colegios electorales. Si se equivocan, todo lo que nos molesta hoy podría volverse terriblemente irrelevante mañana", concluye.