alcanar

Ninguna célula terrorista europea había dispuesto de tanta cantidad antes.
El ministerio del Interior galo afirma que "es posible" que esta célula hubiera estado en contacto con los terroristas que atentaron en Cataluña.
Según fuentes de la investigación, uno es el butanero que suministró las bombonas de Alcanar.
Unos jóvenes del pueblo que también fueron a reunirse en este lugar aislado alertaron a los Mossos.
"Existen indicios racionales y suficientes", dice el juez, de que era este compuesto el que se estaba preparando en Alcanar.
El herido en Alcanar asegura que estaban ultimando ya ataques a iglesias y monumentos de Barcelona y que le convencieron de que atentar era algo "bueno".
Los detenidos de la célula han confesado que su cerebro, el imán, se quería inmolar en un monumento de Barcelona.
Podría tratarse de un segundo cadáver, sepultado tras la deflagración del miércoles en la casa en la que los yihadistas guardaban explosivos.
Uno de los heridos en la deflagración habría alquilado una de las furgonetas de los terroristas.