politicas publicas

Desempolvo esta columna tras cuatro a√Īos de silencio. Abandonada la esperanza y agotada la protesta solo me quedaba el silencio
Por Marcelo Cabrol Marcelo Cabrol es el encargado de todas las comunicaciones externas para el Grupo del Banco Interamericano
nepalLuchar por justicia tanto nacional, como internacional, no es un deber enfocado en el individuo, como lo pretende el modelo neoliberal. Es un proyecto com√ļn, pol√≠tico, tanto de los ricos como de los menos ricos, no tarea de una vanguardia ilustrada y millonaria. Por eso la llamada ayuda al desarrollo no debe ser solo una cuesti√≥n de donaciones individuales a ONGs sino un tema de pol√≠ticas p√ļblicas de redistribuci√≥n de la riqueza mundial.
Yo, que he pasado por la escuela p√ļblica, la universidad p√ļblica e institutos de investigaci√≥n p√ļblicos, no puedo estar m√°s que agradecido por todas las oportunidades que he tenido. Por eso, respetando las creencias los dem√°s, seguir√© apoyando a la educaci√≥n p√ļblica sin credo, a las mentes pensantes, cr√≠ticas y libres, y a todas aquellas personas que creen en la igualdad de oportunidades.
¬ŅPor qu√© es tan perniciosa la desigualdad extrema? Porque crea sociedades duales, en las que unos pocos tienen mucho y una mayor√≠a se hunde en la pobreza contra la que es mucho m√°s dif√≠cil luchar. Porque socava los cimientos democr√°ticos y las reglas del juego participativo. Porque incrementa la violencia y criminaliza a sectores de la poblaci√≥n....
Entre las muchas cosas que Latinoam√©rica ha hecho bien durante la √ļltima d√©cada est√° la de haber comunicado efectivamente sus logros. Sin embargo, se est√° intentando sembrar una sombra de duda sobre esos bien documentados logros latinoamericanos.
En una ciudad de EEUU me llevaron a ver algo simple, algo que, francamente, me impresion√≥, me impact√≥ sobremanera. Me llevaron a ver una plaza, en el centro de la ciudad. En un lateral de la plaza, acotado como si fuese un monumento, hab√≠a un espacio grande con plantas de tomates diversos, berenjenas, pimientos, calabacines, zanahorias, plantas de patatas y boniatos, girasoles y tantas otras cosas m√°s. Y un cartel, muy visible, que dec√≠a: "Plantado por ni√Īos de la ciudad que recogen sus frutos los mi√©rcoles".