queen

"Queen es el grupo m√°s inflado de la historia", dijo el argentino.
Brian May ha querido agradecer a todos los que luchan contra el coronavirus desde su cuenta de Instagram. Acompa√Īado de su famosa guitarra Red Special, el integrante de Queen ha tocado el himno 'We are the Champions' para todos los que "arriesgan sus vidas en silencio para salvar las nuestras".
Ha sido justo después de recibir su Oscar y lo han captado los medios gráficos.
Rami Malek ya ganó el Globo de Oro y hoy ha ganado el Oscar a mejor actor protagonista por su interpretación en la película Bohemian Rhapsody, el biopic sobre el nacimiento de 'Queen'. Su maestría para haber conseguido dar vida a Freddie Mercury queda patente en este vídeo en el que se comparan las grabaciones reales del gran concierto del 'Live Aid' de 1985 con la escena de la película que recrea aquel momento. La sincronía y la puesta en escena están tan cuidadas hasta el mínimo detalle que consiguen que realidad y ficción se den la mano, y parezca que el verdadero Mercury se está colando en nuestras pantallas.
Los Oscar empezaron con 'rock'. Queen y Adam Lambert fueron los encargados del n√ļmero musical de apertura con un popurr√≠ de algunas de las canciones m√°s populares del conjunto brit√°nico, entre ellas, 'We will rock you' y 'We are the Champions'. La actuaci√≥n ha puesto a todo el auditorio en pie, incluso a Javier Bardem que las c√°maras han pillado d√°ndolo todo. El grupo tiene especial relevancia en esta edici√≥n de los Oscar, ya que 'Bohemian Rhapsody', la pel√≠cula sobre Freddie Mercury, acumula cinco nominaciones.
Marc Martel es un m√ļsico canadiense que se hizo viral en YouTube interpretando las canciones de Queen desde su habitaci√≥n. A√Īos despu√©s, fue seleccionado para poner voz a las partes musicales de 'Bohemian Rhapsody'. En el v√≠deo puedes ver su interpretaci√≥n de 'Somebody to love', que acumula casi ocho millones de reproducciones.
Se ha viralizado un vídeo donde un grupo de monjas se pone en pie para cantar y bailar el famoso hit de la banda británica 'Queen'. Las religiosas tampoco dudan en usar las mesas y el suelo para hacer sonar la famosa percusión de la canción.