revolucion-tecnologica

El expresidente advierte de los riesgos de los algoritmos.
Merecer el infierno no da derecho a sentarse a la mesa de p√≥ker del diablo. Multitud de peque√Īos p√≠caros, de dedos largos
La sociedad de exclusi√≥n (del bienestar a la globalizaci√≥n) En la anterior entrega ('¬ŅTrump como oportuna cabeza de turco
customerQue el cliente ha cambiado es una evidencia. Es obvio que es más escéptico, infiel, ubicuo, rebelde, refractario al marketing y, sobre todo, más poderoso. El consumidor siempre tuvo el poder de decidir. El cliente, hoy, tiene el poder: el supremo poder de decidir si vives o si mueres.
psoeSiento defraudarles, pero aunque el proceso de primaras en el PSOE es muy importante, hay otra cuestión que creo imprescindible para dar respuesta al problema principal al que se enfrenta la socialdemocracia, el socialismo y toda la izquierda en general: los efectos de la revolución tecnológica en el modelo productivo, cada día más visibles en la sociedad. Y no se está hablando nada de eso.
En los pr√≥ximos 10 a√Īos, los ordenadores pasar√°n de ayudantes a consejeros. Con su ayuda, seremos capaces de resolver los mayores problemas a los que se enfrenta el planeta. Reconocer√°n patrones y formas de agrupar datos que no podr√≠amos encontrar bas√°ndonos s√≥lo en la intuici√≥n.
Pese a que las fronteras se est√°n diluyendo frente a la globalizaci√≥n e internet, la idea de la aldea global todav√≠a no es una realidad. A pesar de la revoluci√≥n de las comunicaciones, a√ļn a menudo nos encontramos -incluso dentro de una misma organizaci√≥n- a kil√≥metros de distancia los unos de los otros.
¬ŅEl profesor est√° preparado para aplicar las herramientas tecnol√≥gicas? Quien formula la pregunta no est√° preparado para hacerlo. ¬ŅSer√° una universidad? ¬ŅUna escuela, un grupo de escuelas? ¬ŅUn periodista, un gur√ļ educativo, un editor? Son esas preguntas que tienen presupuestos y que -adem√°s- tienen supuestos elementales y falsos.