Mentes devastadas por la guerra en Ucrania: "Cuando termine, el estado psicológico de jóvenes y mayores será terrible"

Mentes devastadas por la guerra en Ucrania: "Cuando termine, el estado psicológico de jóvenes y mayores será terrible"

A pesar del enorme impacto que tiene la guerra en la salud mental de las personas, sigue siendo un tema tabú. Los pocos psicólogos presentes en Ucrania luchan por combatir el estigma y prestan asistencia tanto a pacientes como a médicos.

Natalia Rukhova, 56 años, natural de Pervomaiski y quien también perdió a su hijo en la guerra.Nuria Lopez Torres / MSF

Una mujer de pelo corto y gris y uniforme médico azul marino muestra una habitación subterránea con paredes beige cubiertas de tubos paralelos y cables conectados a una pequeña lámpara colgante. Hay cierta luz, aunque no es muy brillante. La habitación está equipada con una camilla de exploración, equipo médico y medicamentos. Si es necesario, aquí se puede brindar atención médica e, incluso, atender partos.

Varias pacientes dieron a luz aquí mientras la ciudad estaba ocupada por las tropas rusas de febrero a marzo de 2022, me cuenta Anna Svesova. Es directora del hospital del Ministerio de Salud en Trostianets, región de Sumy, en el noreste de Ucrania, cerca de la frontera con Rusia.

Cuando la guerra se intensificó en Ucrania, la ciudad fue una de las primeras en ser ocupada. Anna me lleva por el laberinto subterráneo del que forma parte esta sala: durante casi dos meses, la mayoría de los departamentos del hospital estuvieron en estas catacumbas. Luego, el edificio sufrió graves daños. "Había agujeros de disparos que perforaron todo el edificio. Podías ver el cielo a través de ellos", me cuenta la directora del hospital. "Fue muy duro. Pero sobrevivimos", agrega.

Después de que Trostianets volviera a estar bajo control ucraniano, Médicos Sin Fronteras (MSF) ayudó a renovar el edificio del hospital en 2023. Esta primavera, sin embargo, los bombardeos de la región de Sumy aumentaron significativamente, y una explosión de un proyectil cercano volvió a dañar el hospital. Aunque 184 ventanas quedaron destrozadas, los siete departamentos volvieron a funcionar con normalidad cuatro días después del ataque.

El bombardeo constante en las zonas de primera línea en el este, sur y noreste de Ucrania, donde trabajan los médicos estatales, y el enorme dolor de los pacientes pasan factura a la salud mental de los trabajadores de la salud. Los problemas y experiencias personales también afectan a su estado psicológico. Nuestro programa de salud mental, un componente clave de la respuesta en Ucrania, ha ayudado al personal del hospital de Trostianets a hacer frente a los horrores de la guerra. Los psicólogos llevaron a cabo sesiones no solo para los pacientes, sino también para los médicos del Ministerio de Salud. 

Estas actividades también se llevan a cabo en otras regiones de Ucrania cercanas a la línea del frente, como en las regiones de Donetsk y Járkov, donde los médicos del Ministerio de Salud trabajan constantemente en situaciones de emergencia, incluso cuando se producen bajas masivas en instalaciones médicas tras los bombardeos con misiles.

"En la primera fase de la guerra, los médicos y psicólogos estatales trabajaron hasta la extenuación. Nadie pensaba en cuidarse a sí mismo y su salud mental, por lo que la gente estaba agotada y quemada. Por eso lanzamos un proyecto para brindar apoyo psicológico al personal médico, para garantizar la atención a los cuidadores en los hospitales que apoyamos", me explica Alisa Kushnirova, que supervisa un equipo de psicólogos que trabaja en las regiones de Kherson, Mykolaiv y Kirovohrad.

Estos psicólogos de MSF llevaron a cabo una serie de sesiones grupales e individuales para los médicos orientadas a ayudarles a desarrollar mecanismos de recuperación y descanso, trabajar con preocupaciones personales y, lo más importante, aprender a no reprimir sus emociones. Y debido a que durante la guerra, los médicos trabajan con personas que han experimentado ocupación, desplazamiento, lesiones, violencia y pérdida de su hogar y seres queridos, incluso como resultado de los ataques con misiles con víctimas masivas, tales emociones se acumulan en exceso.

"La psique es como una esponja: absorbe toda la información de los pacientes, pero no puede procesarla y exprimirla por sí sola, así que si quieres llorar y gritar, tienes que hacerlo"

"La psique es como una esponja: absorbe toda la información de los pacientes, pero no puede procesarla y exprimirla por sí sola, así que si quieres llorar y gritar, tienes que hacerlo. Esto puede percibirse como una debilidad, pero la capacidad de reconocer y liberar esas emociones es una gran fortaleza", me cuenta Alisa Kushnirova.

En toda Ucrania, nuestros psicólogos brindan apoyo psicológico adaptado a las necesidades de los pacientes. Solo en 2022 y 2023, realizamos 26.324 consultas individuales sobre salud mental. Parte de ellas se hicieron en clínicas móviles que brindan atención médica y psicológica a personas en las áreas recuperadas por el ejército ucraniano y pequeñas aldeas cercanas a las hostilidades en las regiones de Jersón, Donetsk, Mykolaiv y Járkov.

A veces, las personas no ven su salud mental como una prioridad cuando se satisfacen sus necesidades básicas de agua potable, alimentos, atención médica y servicios públicos. A menudo no hay instalaciones médicas en estas zonas porque han sido destruidas y no hay personal médico. La población anciana de estas regiones se ve especialmente afectada, ya que a menudo no pueden salir de las zonas debido a problemas de movilidad. La preocupación constante puede llevar al agravamiento de problemas de salud, como enfermedades cardiovasculares e insomnio.

Anna Svesova, directora del hospital de Trostianets, cerca de la frontera con Rusia.Nuria Lopez Torres / MSF

En las clínicas móviles, los psicólogos a menudo explican a los pacientes la importancia de la salud mental y el impacto que tiene en la calidad de sus vidas. Asesoran a los pacientes sobre cómo mejorar la calidad del sueño, controlar la ansiedad y la tensión, y llevar a cabo una formación psicoeducativa para las comunidades sobre cómo lidiar con el estrés. Las técnicas básicas y el apoyo para la salud mental pueden ayudar a prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares y trastornos mentales.

En muchos casos, los ejercicios básicos recomendados por los especialistas durante las sesiones de psicoeducación grupal y las consultas individuales ayudan a estabilizar el estado emocional de los pacientes. Sin embargo, hay casos más complejos que requieren un trabajo a largo plazo. Por ejemplo, los psicólogos brindaron apoyo psicológico a los sobrevivientes de un ataque con misiles contra una cafetería en la aldea de Hroza, en el óblast de Járkov, en el este de Ucrania, a principios de octubre de 2023. Los bombardeos causaron la pérdida de seres queridos a cada una de las 15 familias que vivían en esta aldea de 330 habitantes, según las autoridades y la ONU.

"Después de que los heridos de este ataque fueron llevados al hospital, nuestros psicólogos trabajaron con ellos. Había seis personas con heridas graves: algunas de ellas en la cabeza, con problemas de actividad cerebral y del habla. Todos perdieron a sus familias. Algunos perdieron uno, otros perdieron dos, algunos perdieron hasta 15 familiares", recuerda Victoria Lepekha, supervisora de salud mental de MSF. 

"Ha sido un trabajo psicológico minucioso con personas que están pasando por un duelo agudo. Todos necesitan apoyo: escucharlos, simpatizar con ellos, tomarlos de la mano, incluso llorar con ellos. También hay un trabajo con la culpa del sobreviviente. Es una búsqueda de apoyo: cómo seguir viviendo y en qué confiar ahora".

"Todos necesitan apoyo: escucharlos, simpatizar con ellos, tomarlos de la mano, incluso llorar con ellos. También hay un trabajo con la culpa del sobreviviente. Es una búsqueda de apoyo: cómo seguir viviendo y en qué confiar ahora"

El apoyo a largo plazo es crucial para la recuperación exitosa de los pacientes que experimentan dolor y pérdida. En la región de Járkov, por ejemplo, proporcionamos asesoramiento grupal a las mujeres que habían perdido a sus maridos e hijos en el frente. Este grupo de siete mujeres se ha reunido al menos diez veces desde agosto de 2023 para hablar de sus experiencias y su dolor y para compartir sus pensamientos sobre la guerra.

Una de ellas es Natalia Rukhova, de 56 años, originaria de Pervomaiske. Perdió a su hijo en la guerra. Mientras comparte sus sentimientos durante la sesión, comienza a llorar. "Nadie sabe cuándo terminará [la guerra] y cuánto tiempo tendremos que esperar. Me temo que, cuando termine, el estado psicológico de jóvenes y mayores será terrible. La gente ha perdido mucho y ahora no tiene nada. No sé cómo podemos soportarlo".

Sin un enfoque estratégico de la salud mental en Ucrania, los temores de no poder hacer frente al impacto de la guerra pueden representar una gran carga para la población, según afirman los psicólogos. Un estado mental inestable no solo causa dolor emocional, sino que también afecta la salud física a cualquier edad. Las personas mayores son más propensas a sufrir insomnio y enfermedades cardiovasculares, mientras que las personas de mediana edad y jóvenes son más propensas a experimentar dolores de cabeza, problemas hormonales y perder la menstruación. La guerra tiene un impacto negativo en las capacidades cognitivas de los niños: los retrasos en el desarrollo, los problemas del habla, las pesadillas y la enuresis se vuelven comunes. Algunos pacientes desarrollan trastorno de estrés postraumático (TEPT) y algunos incluso pensamientos suicidas.

Entre los afectados por las hostilidades, la disposición a buscar ayuda psicológica es mucho mayor ahora que al comienzo de la guerra en 2014. Antes de la invasión a gran escala, tener consultas con un psicólogo no era algo habitual ni disponible para muchas personas en Ucrania. En los últimos dos años, nos hemos esforzado mucho por contribuir a ampliar la conciencia sobre la importancia de buscar apoyo en salud mental y hacer que los servicios estén más disponibles para las personas que han encontrado en estos programas una fuente de alivio, incluidos niños, adolescentes, sus padres y ancianos que a menudo eran vistos por un psicólogo por primera vez.

La fuerza de nuestro futbol
Un proyecto de Santander

Gracias al trabajo de incidencia de organizaciones internacionales, locales y gubernamentales, las actitudes hacia la salud mental en Ucrania están cambiando. Hay menos estigma y más personas están dispuestas a compartir sus experiencias y emociones y a dejar de lado las tensiones. "Hay una comprensión de que es necesario, y ayuda", concluye la psicóloga Inna Suzova.