“¿La foto de Doñana? Puro espejismo”

“¿La foto de Doñana? Puro espejismo” 

Este miércoles tendrá lugar la apertura solemne de una legislatura que se prevé de enorme tensión. El PP acusa a Sánchez de “corrupción” por su pacto con ERC y Junts.

Juanma Moreno y Teresa Ribera, este lunesEFE

En un contexto político de tensión permanente, con acusaciones cruzadas muy gruesas prácticamente sobre cualquier cuestión, el Gobierno central y la Junta de Andalucía se descolgaron este lunes con una imagen casi de ficción. Teresa Ribera y Juan Manuel Moreno, juntos, firmando la paz sobre Doñana. Reivindicando el diálogo entre instituciones en medio del ruido ensordecedor. “Todos tenemos que ceder para llegar a un punto de encuentro”, en palabras del líder autonómico, que siempre ha reivindicado la moderación y el centro político.

La imagen coincide con la solemne apertura de las Cortes Generales. Los Reyes y la princesa Leonor presidirán este miércoles el acto con el que se declarará abierta una legislatura que sus principales actores políticos prevén muy dura. Para empezar, porque ya se está tramitando la ley de amnistía por la que Pedro Sánchez ha logrado el apoyo parlamentario de las formaciones independentistas catalanas. “Corrupción política” en opinión de Alberto Núñez Feijóo. Los prolegómenos de una “dictadura”, según Isabel Díaz Ayuso, que mantiene prácticamente a diario un pulso con el Ejecutivo central.

  El presidente andaluz, Juanma Moreno y la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, durante su visita hoy lunes a las Marismas del Rocío en el Parque Nacional de DoñanaEFE

“¿La foto de Doñana? Puro espejismo”, según el resumen un veterano diputado, ya retirado de la primera línea. Y desarrolla su análisis: “Aunque quisieran, ni Sánchez ni Feijóo podrían hacerse una fotografía así. En su discurso de investidura, el presidente se situó como el muro de contención ante el PP y Vox con unos socios que siempre le van a arrastrar. Por su parte, una parte muy importante de su electorado no compartiría un acercamiento de Feijóo con el Gobierno después de todo lo que ha dicho de Sánchez por la amnistía”.

El último choque entre el Ejecutivo y el PP es a propósito de la política internacional, terreno vedado en otros tiempos al ser calificada de asunto de Estado. Pero la interlocución entre el presidente y el jefe de la oposición es nula y no parece haber intención de reconstruir los puentes. Sólo sobre cuestiones muy concretas, como la violencia de género, Feijóo precisó: “Cuando el independentismo le abandone que no me busque. Pero le digo también que para luchar contra la violencia machista siempre me encontrará. Siempre”.

  Miguel TelladoEuropa Press via Getty Images

La ofensiva del PP contra Sánchez será “total” por todas las vías, institucional, judicial y también en las calles. Este mismo domingo, los populares llaman a una nueva concentración en el centro de Madrid contra las cesiones a los independentistas, coincidiendo con el aniversario de la Constitución. Si bien, algunos barones quieren ver en los cambios orgánicos un futuro “reparto de papeles” que permita a Feijóo recuperar un perfil moderado ahora más desdibujado, tal y como avanzó este diario.

No hay líder territorial de la formación que no augure una legislatura “dura”, y de ahí que reclamen la clásica estrategia del “poli bueno, poli malo” que el propio Feijóo ya practicó con Miguel Tellado en el Parlamento de Galicia. “Vamos a una legislatura dura y compleja y por eso hace falta un perfil duro como portavoz”, en palabras de uno de esos barones. Tal y como ha publicado El HuffPost, todas las fuentes consultadas admiten “la concentración de poder en una pocas manos”, en relación al clan gallego.

  Félix BolañosEFE

Que los principales actores políticos auguren una legislatura a cara de perro no significa que no pongan en valor imágenes como la Doñana. “Aproxima la política a los ciudadanos, que no se dejan de hablar o de hacer cosas juntos porque voten a uno u otro partido”, admite un parlamentario socialista. Si bien, ven ese hipotético acercamiento muy improbable. Félix Bolaños, el todopoderoso ministro de Sánchez, ya ha dicho que quiere recuperar la interlocución para la renovación del Consejo General del Poder Judicial; el PP, que recuerda las denuncias de jueces y fiscales contra Sánchez, no está por la labor. “Que los jueces elijan a los jueces”, replican formalmente desde Génova.

Con todo, la institucionalidad se impondrá este miércoles en la Carrera de San Jerónimo, de manos del jefe del Estado. También será otro espejismo. La calma previa a la tormenta. Una vez se inicie la actividad parlamentaria, el ruido se instalará con fuerza en el hemiciclo.

También te puede interesar...