ECONOMÍA

Afectados por las preferentes: "Puse todos mis ahorros y ahora vivo con 400 euros"

07/07/2012 12:56 CEST | Actualizado 07/07/2012 13:27 CEST
EFE

"Los 80.000 euros que eran mis ahorros de toda la vida, y lo que me había dejado mi padre, los puse en preferentes. Ahora vivo con 400 euros", comenta Rosa, de Vigo. Es sólo un ejemplo del millón de afectadas por una práctica irregular que ha generado una facturación cercana a los 30.000 millones de euros para algunos bancos y cajas españoles.

"No sabía ni lo que era la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Soy una persona muy normal, llegué a estudiar el bachiller, pero no más. Y mi dinero lo tuve siempre a plazo fijo de un año. Cuando invertí en preferentes, creía que Caixa Galicia estaba simplemente renovando este depósito", evoca Rosa.

AUDIO ¿QUÉ DEBEN HACER LOS AFECTADOS POR LAS PREFERENTES?

"Cuando fui a recuperar el dinero, a los cinco años, me dijeron que antes habría que venderlas. Entonces descubrí que no era un depósito a plazo fijo. Esto sucedió en 2008 y desde entonces no he recuperado ni los intereses. Y además, me sucedió igual en Caixa Nova. Me hicieron la misma jugada con la otra parte de mis ahorros", concluye.

PRESAS FÁCILES

La ausencia de cualificación y la falta de información son frecuentes entre las víctimas de las "preferentes", un producto de inversión bancaria legal pero destinado a clientes muy cualificados e informados, con capacidad

para calibrar su alto riesgo que algunos bancos y cajas "colocaron" a clientes habituales que confiaban en ellos.

Según la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (ADICAE), más de un millón de familias han sido víctimas de esta práctica.

Bancos y cajas españoles vendieron desde 1999 hasta principios de 2011 cerca de 30.000 millones en participaciones preferentes a sus clientes sin advertirles de que existía el riesgo de no poder recuperar el 100% de su inversión y atrayéndolos con rentabilidades superiores que las de los depósitos, según ADICAE.

Pilar Buendía, abogada de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (AUSBANC) y defensora de clientes que han comprado preferentes a la CAM, explica que "se trata sobre todo de personas muy humildes, en un alto porcentaje mayores, que llevaban mucho tiempo vinculadas a la caja y de cuya confianza han abusado".

"No son expertos, ni siquiera conocen este tipo de productos financieros tan complejos y de alto riesgo. El engaño consiste en que creían que era un producto garantizado y de alta rentabilidad. Por supuesto, no les han hecho el test al que obliga la CNMV y si lo hicieron alguna vez, quedó claro que no respondían al perfil de inversor muy cualificado", añade.

Buendía confía en lograr ante el juez la nulidad de los contratos por vicio de consentimiento, pero reconoce que muchas de las víctimas no están en condiciones de enfrentarse al tiempo y costes que supone un proceso judicial. Así sucede, por ejemplo, en el caso de Rosa: "No tengo ni siquiera los 600 euros que me piden solamente para resentar la demanda", confiesa.

OPCIONES

La solución alternativa es aceptar la oferta de las entidades, con frecuencia un canje de preferentes por acciones. Algo así les sucedió a José, de 78 años, valenciano cuyos ahorros procedían de sus 42 años trabajando en una fábrica de café.

Su hijo Angel ha explicado a Efe que "mi padre tuvo que ir a un canje de acciones porque le dieron un plazo de 10 días después del cual, decían, el dinero quedaba en el limbo".

La entidad era Bancaja, absorbida por Bankia, y cuyas acciones han perdido casi todo el valor: de 3,90? por acción en el momento del canje, hoy valen cerca de 0,90 euros.

"Los 74.000 euros, el único dinero que tenía mi padre, han quedado, a día de hoy, en 14.000. Entiendo que los bancos quieran ganar dinero, pero no que les roben a los ancianos...", señala Angel.

La idea de las preferentes es que, cuando el cliente quiere recuperar el dinero, la entidad financiera vende el producto a otra persona, normalmente al mismo precio. Sin embargo, cuando se recrudeció la crisis financiera se redujo la demanda y esto provocó un doble problema: no había compradores para las preferentes, lo que dejaba "atrapados" los ahorros, según las asociaciones de consumidores.

La CNMV ha propuesto al Gobierno cambiar la normativa actual en relación con las preferentes. Pero será tarde para muchos. "Tenemos 42.000 euros de nuestros ahorros comprometidos en preferentes con Caja Sol - Banca Cívica. Hemos propuesto que nos los canjeen por un depósito o por una hipoteca descontando el valor invertido ya, pero

solo aceptan canje por acciones. Iremos a juicio", explica Francisco, de Huelva.

"Pero para mi suegro ya es tarde", añade: "ha fallecido. Era una persona mayor, sin preparación y completamente ciega".

MÁS SERIES