POLÍTICA

Almax, Fortasec o Mucosan dejarán de estar cubiertos por Sanidad a partir de septiembre

17/08/2012 08:53 CEST | Actualizado 17/08/2012 11:00 CEST
Thinkstock

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este viernes la lista de más de 417 medicamentos que, a partir del 1 de septiembre, dejarán de ser financiados por la Seguridad Social.

Consulta la lista completa de medicamentos que deja de financiar la Seguridad Social.

Los pacientes deberán abonar íntegramente el precio de algunos fármacos, lo que permitirá un ahorro que la ministra de Sanidad, Ana Mato, cifró en 458 millones de euros a finales de junio.

La vuelta de las vacaciones será este año más dura que de costumbre. Al anuncio de la retirada de estos 417 medicamentos habrá que sumarle en septiembre la subida del IVA (el tipo general subirá del 18 al 21%) y la exclusión de los inmigrantes sin papeles del Sistema Nacional de Salud.

Desde el 1 de septiembre los pacientes deberán pagar por antiácidos tan populares como Almax o Gelodrox, laxantes como Emportal o Duphalac, antiaderreicos como Fortasec, pomadas para aliviar el dolor causado por la artritis como Fastum, Calmatel o Movilisin, jarabes para la tos como Mucosan o Pectox y acetilcisteína para patologías neumológicas.

También se deberán pagar por medicamentos contra la renitis como Rinomax o contra la dermatitis (Tavegil). Fármacos para tratar las hemorroides, como por ejemplo el Hemorrane, o bien remedios para tratar los herpes, como el Aciclovir.

La lista también incluye medicinas contra la bronquitis como el Actithiol o el Flumil así com conocidas cremas antiinflamatorias como el Calmatel.

El documento también recoge los motivos por los que los medicamentos son excluidos de la prestación farmacéutica del Sistema Nacional de Salud. Las causas para el descarte son la convivencia con otro medicamento sin receta con el que comparte principio activo y dosis, la consideración del medicamento como publicitario en el entorno europeo, que el principio activo cuente con un perfil de seguridad y eficacia favorable y suficientemente documentado a través de años de experiencia o bien que la medicina esté indicada para el tratamiento de síntomas menores.

Aunque inicialmente estaba previsto que esta exclusión de la financiación pública de varios medicamentos entrara en vigor a primeros de agosto, finalmente Sanidad anunció que sería el 1 de septiembre el momento en el que los usuarios tendrán que empezar a pagar por ellos.

También entonces se cifró en 425 los medicamentos que se excluirían de la financiación pública, pero el BOE detalla por el momento 417 y esa lista se revisará de forma periódica.