VÍDEO

Decenas de detenidos en una operación contra el blanqueo de dinero de mafias chinas en España

16/10/2012 10:21 CEST | Actualizado 15/12/2012 11:12 CET

El polígono Cobo Calleja de Fuenlabrada (Madrid) —conocido como el China Town de Madrid— se ha convertido en la mañana de este martes en el epicentro de una macrorredada contra el negocio de blanqueo de capitales, de entre 200 y 300 millones de euros al año, llevado a cabo por redes chinas en España.

En lo que se supone ya una de las mayores redadas dirigidas por la Audiencia Nacional por blanqueo de capitales y delitos fiscales, se han detenido a 80 personas —hay órdenes judiciales de llegar al menos a las 110, 20 de ellas en siete países fuera de España—, se han realizado embargos a 120 personas físicas, a 235 sociedades y 202 vehículos, se han incautado 6 millones de euros y se han ordenado 120 registros en Madrid, Barcelona, Málaga, San Sebastián, Valencia y Zamora.

La bautizada como operación Emperador, coordinada por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu y que permanece abierta, "no se trata de una operación al uso", sino que tiene un "carácter extraordinario", ha señalado el secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Ulloaya. En el dispositivo han participado 500 efectivos policiales y se ha movilizado a la Interpol, que ha desplazado tres agentes a España, y a la Agencia Tributaria, a través del Servicio de Prevención y Lucha contra el Blanqueo de Capitales. La investigación comenzó hace dos años.

En la operación ha sido arrestado el concejal de Seguridad Ciudadana de Fuenlabrada, el socialista José Borras, por presunta concesión de licencias comerciales.

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha asegurado que si se confirman los hechos que se le imputan a Borras, el partido dará una respuesta "contundente" empezando por su suspensión cautelar de militancia y la petición del acta de concejal.

DETENCIÓN DE NACHO VIDAL

También ha sido arrestado el actor porno Nacho Vidal, de 48 años, por ayudar presuntamente a la trama a través de su productora. Sería el cuñado del actor, el marido de su hermana —ambos detenidos en la operación— el responsable de realizar facturas falsas utilizando la citada productora.

El cabecilla de la trama es el galerista de arte contemporáneo Gao Ping, una celebridad en la comunidad china de Madrid y en su país por la difusión del arte chino en España y del arte español en China.

Un inspector del Cuerpo Nacional de Policía y un agente de la Guardia Civil son dos de los funcionarios que están presuntamente implicados en la red por recibir presuntamente sobornos de miembros de la trama.

La operación Emperador se dirige contra el blanqueo de capitales y fraude fiscal cometido por personas posiblemente relacionadas con las mafias chinas. No se descartan otros delitos como extorsión e incluso prostitución.

Golpe a la mafia china en España

CÓMO OPERABAN

La investigación comenzó hace dos años, cuando la Fiscalía Anticorrupción abrió diligencias centradas fundamentalmente en el polígono Cobo Calleja de Fuenlabrada (Madrid), donde se descubrió la llegada de contenedores de China con los típicos productos de "todo a cien".

Ese fue el origen de la investigación del delito fiscal, contrabando y blanqueo de capitales, ya que una parte de esa mercancía no era declarada a Hacienda.

Los detenidos blanqueaban el "dinero negro" de dos modos:

El "más burdo" consistía en sacar el dinero en bolsas que transportaban en coches o trenes hasta China.

El segundo, un poco más sofisticado, consistía en que un grupo de españoles e israelíes lo blanqueaban en paraísos fiscales en sociedades tapadera.

Todo el dinero generado se utilizaba después para crear otras empresas, lo que ha dado pie a investigar otros delitos conexos relacionados con negocios como karaokes o restaurantes, así como prostitución o extorsiones.

El núcleo duro de esta organización de blanqueo lo integraban 15 personas. Uno de los supuestos cabecillas vive, según han indicado fuentes vinculadas a la operación, en una urbanización de Somosaguas (Madrid).

Para llevar a cabo la operación esta madrugada, centrada fundamentalmente en el polígono Cobo Calleja de Fuenlabrada —donde existen numerosas naves de comerciantes chinos dedicados a la venta al por mayor hasta el punto de que se le conoce como el 'China Town madrileño'—, se ha desplegado un amplio dispositivo policial, formado por más de 300 policías de la Comisaría General de Policía Judicial, concretamente de la Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), la Unidad contra la Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) y la Oficina Central Nacional de INTERPOL España; la Unidad Contra las Redes de Inmigración ilegal y Falsedades documentales (UCRIF) de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, entre otras.

Trabajadores del polígono industrial Cobo Calleja de Fuenlabrada (Madrid) se preguntaban a menudo cómo era posible ver deportivos Ferrari, Porsche o Chevrolet Corvette a las puertas de las naves de productos chinos.

Hoy, tras la operación Emperador, tienen mucho más clara la respuesta.

OFRECIDO POR NISSAN