POLÍTICA

Congreso del Partido Comunista de China: Hu Jintao advierte de que la corrupción podría causar la caída del Estado chino (FOTOS)

08/11/2012 18:30 CET | Actualizado 08/11/2012 18:30 CET
AFP

El presidente chino, Hu Jintao, ha advertido de que si el Partido Comunista no lucha contra la corrupción afrontará "su caída y la del Estado", en su discurso de apertura del XVIII Congreso de esta formación, del que saldrán los nuevos dirigentes del país.

En su discurso de una hora y media, con el que comenzó el cónclave quinquenal del Partido Comunista de China (PCCh) en el Gran Palacio del Pueblo de Pekín, el jefe de Estado y secretario general de la formación enumeró los problemas que afronta el país, desde el desequilibrio económico entre las ciudades y el medio rural hasta cuestiones medioambientales.

Hu hizo especial hincapié en la lucha contra la corrupción, el problema que, según las encuestas, los ciudadanos consideran la mayor amenaza contra la estabilidad social en el país y que ha sido la cuestión de fondo en los escándalos que han rodeado los preparativos del Congreso este año.

El protagonista principal de estos escándalos ha sido el dirigente caído en desgracia Bo Xilai, al que el PCCh expulsó el pasado septiembre tras acusarle de corrupción grave, entre otros cargos, y cuya esposa ha sido declarada culpable del asesinato el año pasado del empresario británico Neil Heywood.

Aparentemente en referencia a Bo, antiguo secretario general del PCCh en la ciudad de Chongqing (centro), Hu afirmó: "tenemos que mantener en todo momento una postura bien severa en el castigo a la corrupción, investigar y sancionar resueltamente los casos de importante cuantía y gravedad y solventar los problemas de corrupción ocurridos ante los propios ojos de las masas".

Hu anunció un aumento de la supervisión sobre el ejercicio de los poderes por parte de los dirigentes, medidas para evitar conflictos de intereses y un refuerzo de la cooperación internacional contra la corrupción.

El pasado 26 de octubre, el diario The New York Times divulgó que la familia del primer ministro, Wen Jiabao, acumula una fortuna de 2.700 millones de dólares, algo que el jefe de Gobierno ha negado con vehemencia.

"Debemos garantizar la unidad del liderazgo del Partido", indicó el presidente, quien insistió en que "de ninguna manera (hemos de) trasplantar mecánicamente los modelos del sistema político de Occidente".

En su discurso, aplaudido por los 2.260 delegados que participan en el encuentro comunista, el presidente chino se fijó la meta de convertir a China para 2020 en una sociedad "moderadamente próspera". Para ello, se buscará duplicar el Producto Interior Bruto y la renta per cápita de la población con respecto a 2010.

CENSURA A LAS CRÍTICAS AL DISCURSO DE HU JINTAO

China ha decidido combatir cualquier atisbo de crítica en internet contra el discurso del presidente chino, Hu Jintao, en la apertura del XVIII Congreso del Partido Comunista y ha optado por censurar la red.

Los usuarios se han encontrado con el bloqueo del Gobierno en las principales redes sociales del país, como Weibo, similar a Twitter occidental -bloqueado en China-, donde el cónclave ha sido uno de los temas del día.

Al introducir la frase "El gran 18", como popularmente se conoce a este XVIII Congreso del Partido, el usuario de la red social sólo consigue acceder a noticias oficiales, sin posibilidad de conocer los comentarios que otras personas han publicado al respecto, según pudo comprobar EFE.

No obstante, el bloqueo no ha sido lo suficientemente rápido y algunas de las numerosas críticas publicadas consiguieron ser rebotadas en otros medios de comunicación en línea antes de ser censurados.

"He escuchado el discurso del líder durante 20 minutos. Y lo que puedo decir es que: ¡no me quedo con nada! Ni política fiscal, ni empleo, ni seguridad alimentaria ni el precio de la vivienda: ninguno de estos temas fue mencionado", comentó un usuario bajo el seudónimo "el gato con las piernas largas".

EL FIN DEL MANDATO DE HU JINTAO

El Congreso inaugurado este jueves y que concluirá el próximo día 14 supone el comienzo de la despedida de Hu Jintao del poder. Durante este cónclave, cederá el título de secretario general del Partido al vicepresidente del país, Xi Xinping, quien también le sucederá el año próximo en la jefatura de Estado.

El XVIII Congreso se encargará también de renovar al Comité Central, el Politburó y el Comité Permanente, el selecto grupo de menos de 10 personas que dirige el partido de manera colegiada.

NOTICIA PATROCINADA