INTERNACIONAL
26/10/2012 11:26 CEST | Actualizado 26/12/2012 11:12 CET

'The New York Times', censurado en China por un reportaje sobre el primer ministro Wen Jiabao

AFP

La maquinaria de la censura china no ha tardado en reaccionar para bloquear el acceso a un reportaje publicado por el New York Times sobre la fortuna del primer ministro Wen Jiabao. No solo se ha capado el acceso a la página web del diario norteamericano, sino también cualquier referencia online a esta información en blogs o las redes del microblogging del país.

El reportaje asegura que familiares y amigos del primer ministro chino poseen participaciones en una amplia red de empresas por valor de 2.700 millones de dólares (2.087 millones de euros) y el NYT denuncia que la fortuna familiar se ha forjado en paralelo al ascenso de Wen en los órganos de poder del gigante asiático.

LEE AQUÍ EL REPORTAJE ÍNTEGRO EN INGLÉS

Las autoridades chinas están haciendo todo lo posible por evitar que esta información se extienda por el país. Al intentar acceder a las versiones en inglés o en chino del diario, la pantalla da una señal de error, que incluso aparece al teclear el nombre del diario en buscadores como Google o Baidu, según ha podido confirmar Efe. Además, según algunos internautas, se han borrado enlaces del artículo publicados en el Twitter chino, Sina Weibo.

Aunque ninguna norma jurídica prohíbe a algunos altos cargos del Partido Comunista de China (PCCh) y a sus familiares más cercanos llevar a cabo grandes negocios, el NYT apunta que "los negocios de la familia de Wen están escondidos de tal manera -en una red empresarial- que parece que quieren evitar el escrutinio público".

De hecho, ninguno de los activos está a nombre de Wen, sujeto a la estricta disciplina del PCCh, pero sí a nombre de su madre, su hijo, su hermano, otros parientes -incluida la familia política- y varios amigos, que escapan al control de la formación política.

Gran parte de la riqueza de la familia del primer ministro está en manos de su mujer, Zhang Peili, a la que popularmente se conoce como 'la reina de diamantes', porque ha amasado toda su fortuna en el negocio de la comercialización de joyas en China.

Otro de los grandes beneficiarios de los negocios familiares es el único hijo del matrimonio, Winston, de 40 años de edad, conocido como 'el principito', que junto a su mujer ha hecho lucrativos negocios en la industria tecnológica, electrónica y financiera.

No es la primera vez este año que China bloquea a un medio estadounidense por publicar material "sensible" sobre uno de sus políticos, pues ya ocurrió el pasado junio con la agencia Bloomberg, al revelar en un similar artículo los pormenores de la riqueza del vicepresidente Xi Jinping, principal candidato a presidir el país asiático a partir de 2013.

Los activistas chinos tratan de esquivar la terrible censura y saltarse los bloqueos para tratar de acceder a la información y hacer llegar sus mensajes a redes sociales extranjeras. Programas informáticos, redes privadas virtuales o proxys sirven para saltar la gran muralla de la censura china y acceder a las páginas prohibidas.

RECONOZCAMOS LO BUENO