INTERNACIONAL
07/12/2012 18:06 CET | Actualizado 07/12/2012 18:06 CET

Investigan a un artista en Suecia por usar cenizas de víctimas del Holocausto nazi para su obra

Getty

Usar cenizas de víctimas del Holocausto para realizar una obra de arte que represente el sufrimiento de los muertos puede estar muy bien hasta que la Policía decide que no está muy bien y abre una investigación sobre ello.

Según la agencia AFP, eso va a hacer la policía de Suecia con la obra de Carl Michael von Hausswolff, quien asegura haber usado en 1989 cenizas de muertos durante el genocidio nazi recogidas del campo de concentración de Majdanek (Polonia). El artista mezcló las cenizas con pintura para un cuadro titulado Memory Works, expuesto en la Galería Martin Bryder de la localidad sueca de Lund.

Precisamente uno de los visitantes de esta galería fue quien denunció a Von Hausswolff el pasado 5 de diciembre por "perturbar la paz de los muertos" con una obra que tildó de "profanación de restos humanos".

De momento, las autoridades policiales no tienen claro si lo que hizo el artista es o no delito, ya que las cenizas las cogió de Polonia, no de Suecia. En todo caso, investigarán el asunto para ver si le imputan algún delito.

Ni el artista ni la galería han hecho comentario alguno sobre la denuncia, aunque en la web de la instalación se recoge la explicación que da Von Hausswolff sobre su obra. En el texto, afirma que recogió cenizas en 1989 pero que no las usó en un principio porque estaban "muy cargadas" emocionalmente. Sin embargo, en 2010 sí que usó una parte mezcladas con agua para su obra. "Cuando me aparté y miré al cuadro, me 'hablaron': aparecieron figuras, como si las cenizas contuvieran la energía, la memoria o las almas de la gente. Gente torturada, atormentada y asesinada por otra gente en una de las más horrendas guerras del siglo XX", asegura.

ESPACIO ECO