POLÍTICA
19/12/2012 19:07 CET | Actualizado 18/02/2013 11:12 CET

Fracasa otra vez la reunión de Wert con las comunidades sobre la reforma educativa

La reunión entre el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, y los responsables autonómicos del ramo ha vuelto a concluir sin ningún tipo de acuerdo en torno al anteproyecto de Ley de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE).

El ministro de Educación no ha realizado ningún cambio en el borrador y los titulares autonómicos que rechazan el texto se han mantenido en su postura.

La secretaria general de Enseñanza de la Generalitat catalana, María Jesús Mier, reafirmó el "rechazo total" de Cataluña al anteproyecto. Por ello, ha afirmado que seguirán trabajando para que se retire el bloque referido a la lengua y ha adelantado que intentarán modificar el contenido de la ley en el trámite parlamentario.

Cataluña no está dispuesta a aceptar el bloque de la reforma correspondiente a la ley, "por respeto al Estatut, a la Ley de Educación de Cataluña y por voluntad política", ha subrayado, al afirmar que el ministro les ha adelantado que no modificará los aspectos de conflictos de competencias y no se haya tocado el tema de la lengua.

WERT SE DEFIENDE

Doce comunidades se mostraron a favor, once de ellas del PP y Navarra. Cataluña, Asturias, Andalucía, Canarias y País Vasco rechazan la reforma, defendida por Wert.

El texto aclarará de forma "satisfactoria" que el tratamiento de las lenguas cooficiales será "igual" al de las troncales y como el del castellano a efectos de evaluación y de carga horaria.

En la rueda de prensa posterior a la conferencia sectorial, el ministro ha achacado a una "mala interpretación" de los tipos de asignaturas de la reforma -troncales, de especialidad y específicas- la "confusión" sobre las lenguas cooficiales.

MEJORAS TÉCNICAS

"Vamos a mejorar técnicamente lo susceptible de oscuridad conceptual", ha dicho Wert, quien ha asegurado que Cataluña "no ha querido colaborar" en encontrar una fórmula que garantizara la presencia del castellano como lengua vehicular junto al catalán.

El ministro ha resaltado que nadie ha puesto en cuestión la condición del catalán como lengua vehicular, pero sí que ésta sea "exclusiva" porque hay que dar respuesta a las sentencias del Tribunal Constitucional para que los padres que quieren que sus hijos sean educados en castellano como lengua vehicular puedan hacerlo.

ESPACIO ECO