Los gobierno de Argentina y Chile han declarado la alerta amarilla y naranja, respectivamente, en varias localidades fronterizas por la entrada en erupción del volcán Copahue, que desde el pasado viernes emite una columna de gases y cenizas de más de un kilómetro de altura.

En Argentina, el Comité Operativo de Emergencia (COE) de la provincia de Neuquén ha declarado la alerta amarilla en las localidades de Copahue y Caviahue, aunque ha descartado una evacuación. "Ha aumentado la cantidad de gases y de cenizas emanadas del volcán, por eso hemos declarado la alerta amarilla", ha explicado el alcalde de Cavaihue, Óscar Mancegosa, en declaraciones recogidas por la cadena TeleSur.

El Servicio Meteorológico argentino ha informado de que en las próximas horas habrá numerosas precipitaciones que permitirán mitigar los efectos de la columna de gases y cenizas sobre los municipios cercanos.

BÍO-BÍO, EN ALERTA

En Chile, el ministro de Minería, Hernán de Solminihac, ha elevado el nivel de alerta de amarilla a naranja en la región de Bío-Bío debido al aumento de la actividad volcánica, a pesar de que el Servicio Nacional de Geografía y Minería ha asegurado que se trata de una erupción leve.

"El monitoreo del volcán Copahue ha revelado ruidos subterráneos, actividad sísmica y desprendimiento de gases que han sido percibidos por los habitantes", ha dicho el intendente de la región de Bío-Bío, Víctor Lobos.

El volcán Copahue, de 2.965 metros, se encuentra en la frontera entre la región argentina de Neuquén y la chilena de Bio-Bío, en la cordillera de Los Andes. La última vez que entró en erupción fue entre julio y octubre del año 2000, emitiendo gran cantidad de cenizas.

Loading Slideshow...