VÍDEO

Lance Armstrong confiesa a Oprah Winfrey haberse dopado (TUITS)

15/01/2013 08:39 CET | Actualizado 16/03/2013 10:12 CET

Quien fuera durante una década absoluto dominador del ciclismo mundial, Lance Armstrong, es ahora un mentiroso confeso. El último episodio del ciclista que pasó de conquistar siete Tours a no tener "cabida en el ciclismo", ha tenido lugar ante la conocida presentadora de televisión estadounidense Oprah Winfrey.

Según informa USA Today, durante la entrevista que se emitirá esta noche (21:00 horas, hora peninsular, 3:00 de la madrugada, hora local), Armstrong confiesa que se dopó para ser el mejor. Sin embargo, no se han dado a conocer más detalles de la entrevista.

Ni el ciclista ni Winfrey han confirmado la confesión, aunque la presentadora ha asegurado en su cuenta en Twitter que Armstrong vino "preparado".

La prensa estadounidense ya había apuntado a una posible confesión porque Armstrong había sostenido que estaba preparado para "hablar con franqueza" a Winfrey.

Según la cadena CBS, Armstrong estaría dispuesto a revelar los nombres de otros ciclistas que también se han dopado y a devolver parte del dinero que ganó durante su carrera profesional a costa de los contribuyentes estadounidenses.

Antes de filtrarse la noticia, según informa Reuters, el ciclista se disculpó con la Fundación Livestrong, creada por él para ayudar a los enfermos de cáncer. "Ha tenido una conversación privada con el personal y ha pronunciado una sincera y sentida disculpa por el estrés al que han estado sometidos por la atención mediática de los últimos años", aseguró su portavoz, Katherine McLane. Armstong dimitió del consejo de esta fundación tras ser acusado por la Agencia Antidopaje de EEUU (USADA) de usar drogas y transfusiones de sangre para mejorar su rendimiento sobre la bicicleta.

Esto hizo que la UCI le retirara todas sus victorias, incluídos los siete Tours que ganó, además de inhabilitarle de por vida.

La confesión de Armstrong, en Twitter

Las victorias de Armstrong

Armstrong e Indurain: debate en Twitter