Huffpost Spain

El miembro de Sendero Luminoso detenido en Illescas (Toledo) era médico de urgencias

Publicado: Actualizado:
Print Article
Miembros de Sendero Luminoso en la selva peruana
Miembros de Sendero Luminoso en la selva peruana

Luis Enrique Paredes del Pino, el presunto miembro de Sendero Luminoso detenido en Illescas (Toledo), era médico de urgencias y emergencias adscrito a una UVI móvil de esa localidad toledana.

Fuentes próximas a la investigación han informado a EFE que el detenido, que usaba como alias Juan Carlos, es médico, tiene el título homologado y nunca ha dado ningún problema a nivel asistencial en más de diez años de práctica sanitaria en Illescas, una localidad situada en el norte de Toledo, cerca del límite provincial con Madrid.

De hecho, los responsables de la Gerencia de Urgencias y Emergencias del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha ofrecían una "muy buena valoración" de él.

La Policía le ha detenido esta tarde porque, según las autoridades peruanas, colaboraba y asistía a guerrilleros en la clandestinidad y formaba parte del entramado de apoyo logístico de la organización terrorista.

La detención de Paredes del Pino, alias Juan Carlos, ha sido practicada por agentes de la Comisaría General de Información de la Policía en cumplimiento de una orden emitida por la Sala de lo Penal Nacional de Lima (Perú), por su vinculación directa con Sendero Luminoso.

MILES DE MUERTOS

Hace 20 años fue detenido Abimael Guzmán, fundador y líder de Sendero Luminoso, un hecho que desactivó la mayor parte del grupo terrorista, del que actualmente solo quedan algunos restos en la selva peruana.

La detención de Guzmán, hecha por el Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) de la Policía, fue calificada como "la captura del siglo" por la trascendencia que tuvo, ya que junto a él cayeron casi todos los miembros de la cúpula senderista.

Según el informe que presentó la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) en 2003, los enfrentamientos entre Sendero Luminoso y el fujimorismo entre 1980 y 2000 dejaron casi 70.000 víctimas, entre fallecidos y desaparecidos.