INTERNACIONAL
08/02/2013 17:46 CET | Actualizado 08/02/2013 17:48 CET

Disturbios en Túnez en el entierro del líder opositor asesinado, con gases lacrimógenos en el cementerio (FOTOS)

EFE

Disturbios en Túnez en el multitudinario entierro del político opositor tunecino Chukri Bel Aid, asesinado a tiros a la puerta de su casa el pasado miércoles.

La Policía tunecina ha lanzado este viernes gases lacrimógenos a la entrada del cementerio donde se celebraba el funeral del líder del Partido de los Patriotas Demócratas Unificado y coordinador de la plataforma de izquierda Frente Popular.

Los 50.000 concentrados, que esperaban dentro y fuera del cementerio, lanzaban proclamas contra el Gobierno y contra el líder del partido gubernamental islamista Al Nahda, Rachid Ganuchi. "Queremos pan, queremos agua, no queremos a Ganuchi" o "Ganuchi, asesino", son algunas de las consignas que gritaban. También gritaban el himno nacional y lemas contra la violencia. El funeral de Belaid en Túnez capital en numerosas ciudades del país se ha convertido en un clamor popular contra la violencia política y el Gobierno de transición.

El portavoz del Ministerio de Interior, Jaled Trush, dijo a la televisión estatal que la actuación policial iba dirigida a "violentos que han intentado agredir varios vehículos y comercios".

La enviada especial del diario francés Liberation, Emna El Hammi, informaba a través de su cuenta de Twitter de "una explosión y llamas" en el interior del lugar.

La Unión General de Trabajadores Tunecinos (UGTT), principal sindicato del país, y los partidos de la oposición habían convocado para este viernes una jornada de huelga general, coincidiendo así con el entierro de Belaid, declarado día de luto nacional. Todos ellos han responsabilizado al Ejecutivo y al partido islamista Ennahda, principal socio del gobierno, de la violencia política en el país y de la muerte de Belaid.

Ante la ola de indignación que estalló en el país tras conocerse el asesinato de Bel Aid, el primer ministro tunecino, Hamadi Yabali (a la sazón miembro de Al Nahda), prometió la noche del miércoles en un discurso a la nación la creación de un Gobierno tecnócrata para salir de la crisis y celebrar elecciones lo antes posible.